FemDom en la red

No es lo mismo mantener una relación en real que “ciber”, en eso estaremos todos de acuerdo, pero hay casos en que puede constituir una base para un buen conocimiento previo y otros en los que no es posible hacerlo de otro modo.

Se puede sentir a un esclavo de maneras diferentes, se le puede leer de otra forma y en otra dimensión, incluso puede plantearse como un reto la distancia física.

No es un sustitutivo ni reemplazo de nada, pero tampoco una relación en real es garantía de satisfacción y sinceridad al cien por cien.

La tecnología nos permite hacer y vivir muchas cosas que hasta hace pocos años eran impensables. ¿Alguien que viva en una zona aislada o que por sus circunstancias personales no pueda tener una relación física, ha de renunciar a todo?

La red permite que el espectro de posibilidades se multiplique y no esté limitado a una zona  geográfica  en particular. Es una situación distinta, ni más ni menos válida, sólo diferente.

Hay que adaptar las situaciones a las circunstancias sin dar importancia a lo que sea aprobado o no por los demás.

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *