Diversidad

A veces me pregunto si realmente me leéis. El contador de visitas va subiendo y muchos escribís a mi correo, pero ¿me leéis de verdad o sólo miráis las fotos? Misterios de internet.

La confidencialidad que proporciona la red es inmensa, e incluso los que me escribís también estáis protegidos por ese anonimato.

De ahí que en mi correo encuentre absolutamente de todo: el sumiso real que desea conocerme, el que sólo intenta una conversación morbosa para su pajilla del momento, el indeciso, el lunático autodestructivo, el mamarracho que sólo sabe insultar, la esclava que me adora sin conocerme, la que se dice Dómina y no se lo cree ni ella, mis queridas Amigas de siempre, el típico pesado con mil preguntas para entretenerme, el que pretende psicoanalizarme…

Sí, definitivamente hay de todo en el mundo virtual y, ya seas un simple curioso, una cotilla de las que intentan imitarme o el que no sólo no está de acuerdo con lo que aquí lee sino que además se pone verde de rabia haciéndolo… bienvenidos a mis Dominios.

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *