Encuentros y despedidas

La vida nos trae cambios constantes, evoluciones de situaciones y de relaciones. Y en la mía no iba a ser distinto; últimamente hay muchas novedades en todos los sentidos. Hay nuevos sumisos y aspirantes y otras relaciones antiguas se terminan.

Alguien mencionó en una red social que el único derecho de un esclavo es el dar por terminada la relación con su Ama. Y estoy completamente de acuerdo con eso, respeto esa decisión aunque no sea lo que yo deseo, porque sólo tomo decisiones sobre los que de verdad desean permanecer a mis pies.

No es una noticia agradable porque ese perrillo llevaba mucho tiempo conmigo, pero así es la vida, cambios, novedades.

Y pensaréis que bueno… tengo más esclavos… Cierto, tengo más esclavos, pero ninguno suple a otro, todos son especiales. Si uno se va, ningún otro será igual ni ocupará su sitio.

Me quedo con todo lo que he vivido con él, todas esas anécdotas, alegrías, tristezas, recuerdos, hechos que siempre estarán ahí, en nuestras mentes.

Deseándole lo mejor a ese ser que tanto me ha dado durante tanto tiempo, continúo con mi vida, con más encuentros y despedidas, porque ahí está la salsa de todo, la evolución y los cambios.

2 Comments

  1. “Nadie puede suplir a nadie, porque tod@s son especiales.” Por eso me ofrecí sin reservas, porque cuida de sus propiedades, siempre y de la mejor forma psoible, y sin que implique tenerlas entre algodones, que no estamos ahí para eso. Sea cual sea la razón estoy casi segura de que no queda entre ambos sino las buenas experiencias, un buen recuerdo y afecto.
    Yo por mi parte sabe que sigo y seguiré aquí, a Sus Pies, donde mejor me siento y mejor estoy.
    Con mis mejores deseos, mi Señora :***

    Reply
  2. No soy quien para juzgar a un sumiso antiguo con supongo una experiencia dilatada, pero me parece seductora su postura…, al respetar los derechos a que todo sumiso tiene derecho.
    Lo normal entre los vainilla es que una vez que has dicho que amas a alguien, ese alguien parece adquirir la propiedad sobre el individuo enamorado y le pierde el respeto.
    En el DomFem parece que solo el sumiso que ama, debe respeto a su Dueña, aunque el Ama debe controlar y humillar al esclavo para consolidar el intercambio de poder…, solo las Dominas seguras de Su atractivo, conceden a Sus pertenencias humanas la elección de su futuro.
    Nunca habia visto a una Dama mostrar públicamente un abandono y parecer tan divina…,
    Un sumiso al que lo unico que le preocupa es que Ud. no me abandone… eso si que seria como la muerte

    Reply

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *