Es fácil

Hay sumisos que se sienten atraídos por mi y fantasean con pertenecerme. Me leen, intuyen que sé más de ellos que ellos mismos.

Algunos se atreven a escribirme confesando su atracción pero aclarando que lo de la esclavitud financiera no es lo suyo. Y yo leo y sonrío.

Hace cuatro meses escribí un post titulado “A Mis pies”. Hay allí algunas frases importantes: ¿Qué hace feliz a un perro esclavo? Pues la respuesta es simple: hacer feliz a su Dueña y conseguir poner una sonrisa de complacencia en su rostro lo más a menudo posible. Mis deseos y tus necesidades son la combinación perfecta. Sé cómo te sientes, tienes miedo pero a la vez te excita estar bajo mi control.

Te gustaría que controlara tu voracidad de un modo racional, hacerte sentir lo que realmente eres, obligarte a experimentar mi firmeza y crueldad sin daños irreversibles, vivir bajo mi protección, crecer con mi dirección…

Eso sí, por tu cara bonita y manteniendo al margen parcelas tan personales como dinero en efectivo, porque eso no tiene nada que ver con lo que deseas entregarme, ¿verdad? (Me pregunto si la educación privada ahora es gratis en algún lugar del mundo).

Respeto esas “entregas” de sexo con azotitos, pero eso no es lo que deseo. Cuando acepto a un sumiso es bajo mis condiciones y mis normas (y aún cumpliendo todo eso, rechazo a cualquiera que no me haga sentir, lo de fingir “a cambio de” no me interesa, igual que no me interesa el que viene a ofrecerme lo que sea “a cambio de”).

1 Comment

  1. Lo normal es que los sumís desamparados busquen Ama para amanecer al DomFem…, lo natural es que aquellos que hayan tropezado con Su blog, queden capturados por Su verbo y fantaseen con ser admitidos en Su Harem-Cuadra.
    Quien considere fácil semejante privilegio es que es novato en el BDSM o torpe como persona…, Los individuos simplones y vagos son los únicos que creen posible el éxito sin apenas esfuerzo.
    La dificultad radica en el alto premio (cielo-infierno) que obtenemos los que seducimos a una Diosa-Diabla como CruelDama
    ¿Valoramos igual lo que conseguimos con facilidad que lo que alcanzamos después de esforzamos?
    Es lógico por tanto que exija unos criterios mínimos (sumisión financiera, entre ellos) para seleccionar a sus abundantes pretendientes.
    Es evidente que nos debe someter a pruebas diversas, para valorar la idoneidad del candidato (feeling, utilidad, fiabilidad, etc.)
    Obtener Su collar es el éxito que perseguimos y no es fácil lograrlo, ver su cara complacida es un orgullo que refuerza nuestra entrega y dedicación, conseguir ser causa de su felicidad nuestro unico objetivo desde que somos suyos y fuente de nuestro placer como esclavos-propiedad suya que somos.

    Un sumí que fue pretendiente, esta orgulloso de haber sido lo suficientemente inteligente para pasar las pruebas, feliz de estar siendo educado por CruelDiosa y haber sabido seducir a mi Dueña

    Reply

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *