Discreción

Hay varias frases que, cuando las empleo, suelen causar un poco de desconcierto. No las uso a menudo, pero el otro día, en una cafetería con una amiga y uno de mis esclavos, se la dediqué a él en tono serio y cortante.

Mi amiga se quedó pensativa y de repente estalló en carcajadas y a él le cambió el semblante. Es decir, obtuve los resultados que buscaba y pude seguir charlando con ella de nuestras cosas mientras el perro se quedaba rumiando mi advertencia.

No me gusta dar el espectáculo en público, es muy raro que levante la mano para abofetear a alguien, prefiero recurrir al lenguaje y el tono es inconfundible, por lo que consigo lo que quiero sin llamar la atención alrededor.

El perrillo acababa de echar azúcar en mi café y revolverlo y bromeaba conmigo sin darse cuenta de que él era un simple acompañante a nuestra reunión, que nosotras teníamos cosas de qué hablar y su conversación conmigo estaba de más en ese momento. Tras varias respuestas secas a base de monosílabos seguía sin darse cuenta de su error, así que lo miré a los ojos tomando su barbilla y le dije: no me interrumpas mientras te estoy ignorando.

Fue suficiente para que todo volviera a su cauce, él callado y nosotras charlando tranquilamente. No tuve que soltarle un bofetón ni levantar la voz, pues siete palabras le recordaron su sitio.

Y es un buen chucho, pero a veces hay que dar un tirón a la correa para que no olvide cuál es su lugar.

2 Comments

  1. El poder no es fácil de asumir, todos los creyentes del DomFem consideramos que las Damas lo tienen, sin embargo no todos los que logran una relación estable conciben su ejercicio de similar forma.
    Hay gente que sueña con golpes o gritos en todo lugar y circunstancia, para así educar y domar al sumiso y someterse al Ama, sin darse cuenta que cada espacio-tiempo es real y diferente.
    Hay Señoras que ignoran sistemáticamente a sus esclavos, olvidando que los sumisos también son personas que necesitan comunicarse.
    Desde mi experiencia, CruelDama es:
    – Una Mujer inteligente, que sabe adaptarse a cada espacio-tiempo, es discreta cuando el lugar lo requiere o sadica si las circunstancias lo permiten.
    – Una Señora madura, que ha sabido alimentarse de sus experiencias, tiene claro como quiere ejercer su dominio, sin alterarse y no tolera mal educados o protagonismo injustificados..
    – Una Diosa-Diabla equilibrada, que escucha al sumiso antes de decidir que hacer, que doma con palabras o con golpes, que asume el poder con naturalidad-maestría y que sin aparente esfuerzo controla y coloca al sumiso en su lugar.

    Un sumiso que sigue a su Dueña, procura aprender cual es su sitio y teme su sadismo.

    Reply
  2. SU esclavo seguro que estará orgulloso al ser educado en SU felicidad.

    Humildad ante todo. No hay que olvidar la naturaleza de mujeres como USTED.

    Un saludo.

    Una simple hormiga.

    Reply

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *