Hablemos de FemDom

Mantengo largas conversaciones con mi círculo inmediato sobre FemDom y, aunque me conocen de sobra y saben cuál es mi modo de pensar y vivirlo, me gusta plantear temas y dejar que se explayen sobre lo que de verdad siente cada uno sin caer en frases hechas y clichés preestablecidos.

El aprendizaje es mayor con el conocimiento mutuo y para ello nada mejor que una gran comunicación. Establezco relaciones de larga duración y, para ello, es necesaria una base firme sobre la que edificarlas, ya que unos cimientos endebles derribarían la construcción con cualquier revés imprevisto y todo el esfuerzo empleado se desvanecería en el aire.

Y es en esas conversaciones en petit comitè donde descubro cosas muy interesantes: diferentes enfoques, distintas percepciones y opiniones dispares muy enriquecedoras.

Porque no sólo los esclavos aprenden del Ama, también el Ama aprende de los suyos cada día. Malo sería que no fuera así, porque si adoptamos la postura de que nadie puede enseñarnos nada ¿qué nos quedaría por hacer?

Tengo una mente inquieta y sigo aprendiendo cada día. Un adiestramiento no termina nunca, pero el aprendizaje de ambas partes tampoco.

1 Comment

  1. Para mi hay 2 tipos de creyentes en el FemDom, excluidos los impostores, que haberlos aylos.
    Tengo la sensación que los mas numerosos son aquellos que desean practicar, sin importarles demasiado conocer al prójimo. Disfrutan con sesiones en las que buscan la satisfacción propia, sin pensar que el DomFem es una relación de dos.
    Hay otro colectivo, en el que me incluyo, que le gusta comunicarse para conocer al otro, que evoluciona personalmente escuchando opiniones diferentes y consolidando la relación DomFem.
    A mi una relación estable me da seguridad, me motiva para progresar en mi entrega y me ayuda a superar retos o pruebas que me imponga mi Ama.
    Encontrar una Dama que me escuche, sin olvidar que es Ella la que tiene la última palabra, hace que me sienta respetado como persona y que me esfuerce más por continuar a sus pies.

    Un sumí en proceso de aprendizaje de rutinas y que disfruta de la doma equilibrada a que le somete CruelDama

    Reply

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *