Concepto de entrega

No pierdo el tiempo con sumisos caprichosos que alardean de ser rebeldes e intentan retar a cuantas Damas encuentran con el jueguecito de a ver si somos capaces de domarlos. Un sumiso engreído y endiosado es lo último que necesito. Mi tiempo y mi energía son muy valiosos como para seguirle el juego a alguien que sólo pretende eso, jugar.

Si te niegas a ti mismo el placer de ser sometido de verdad, te estás perdiendo vivir experiencias indescriptibles y que tal vez no vuelvas a tener oportunidad de experimentar.

A mi me parece muy bien que juegues a lo que te dé la gana, pero claro, la diferencia está en que yo no me limito a jugar un ratito y me aburren los teatrillos y actuaciones momentáneas de alguien que no sabe lo que quiere. Lo de “ahora sí, ahora no puedo, a tal hora me va bien… ” me causa un rechazo tremendo.

Tampoco me gustan los robots impasibles porque lo que deseo ver en tu cara es entrega. Entrega, sí, una palabra que muchos pronuncian y pocos entienden.

Yo no estoy aquí para complacerte a ti, ese es tu cometido, pues tu felicidad será hacerme feliz a mi. El día que esa sea tu meta, que comprendas que así deben ser las cosas, tal vez consienta en escucharte. Para entretenerme voy a un espectáculo o elijo a aquél con el que deseo jugar.

1 Comment

  1. A todos nos gusta jugar, pero solo algunos desean vivir el DomFem
    Los que nos identificamos como Dominas o como sumís, necesitamos practicas para sentirnos reales…, jugamos siempre, cuando buscamos, si nos encontramos, en sesión o en virtual y si nos divertimos o entretenemos querremos seguir jugando y progresara la relación.
    El juego que es la vida social, se puede abordar desde múltiples perspectivas y una Dama inteligente que se precie debe marcar cual es su senda de baldosas amarillas, en su caso negras, valorar su tiempo y energía es lo mínimo que se puede hacer.
    La autenticidad de un Ama, se refleja en su conducta sincera, sin adoptar papeles coyunturales, en reconocerse como egoísta, en saber como gozar y nunca dejarse manipular por el macho.
    El sumí autentico, no marca un camino en paralelo, debe seguir la senda que le propone el Ama que desea seducir, juega para lograr ligarse a Ella, se esfuerza por satisfacerla para que aprecie su utilidad y desinhibe su conducta, para que su rostro sea un reflejo de su sinceridad.
    La entrega debe progresar con la relación, por la seguridad que genera el contacto. Cada vez sera mas apreciable, en acciones experimentadas o reacciones nuevas…, sin embargo desde el principio la Domina debe notar que nuestro deseo de entregarnos a Ella, es real y no un falso papel que representamos para lograr algo…, sexo?, ligar con una mujer?, abandonar la soledad?…

    Un sumí que espera que su Ama perciba su entrega.

    Reply

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *