Rutinas

Mis pequeñas vacaciones se acaban y va siendo hora de ir pensando en la vuelta a casa.

Me lo he pasado muy bien, ha habido tiempo para holgazanear, para someter, para reír, para conversaciones serias y hasta para hacer alguna que otra foto divertida, aunque os adelanto que la mayoría son demasiado personales y no las voy a publicar.

Cuando llegue a casa retomaré el Concurso de humillación, a ver qué novedades hay en mi correo, y me reinstalaré en mi rutina cotidiana.

La palabra “rutina” suele tener connotaciones negativas, pues se asocia a aburrimiento y repetición, pero mi rutina no tiene nada que ver con todo eso. Vivo la vida que he elegido y en ella no hay mucho tiempo para el hastío, ya que siempre hay novedades y cosas que hacer.

Las rutinas en FemDom son necesarias para enseñar al sumiso cómo debe comportarse, para que aprenda cómo me gusta ser atendida, para que su entrega vaya en aumento paulatinamente, para que sepa cuáles son sus obligaciones y no se le olvide cuál es su sitio y a quién pertenece.

Hay diferentes modos de afrontar la vida y sus rutinas y las mías no son en absoluto aburridas.

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *