Una reunión peculiar

Algunas cosas me enervan y me dejan exhausta, porque lo de ayer fue de vaudeville, no encuentro otra descripción más adecuada.

Tomé café en una terraza del centro con un Amo y su sumisa y en principio todo bien. Me acompañaba uno de mis esclavos que se comportó como de costumbre: pidió el café tal y como me gusta, echó el azúcar, lo revolvió y esperó a que lo probara para ver si estaba a mi gusto antes de pedir el suyo, pendiente en todo momento de mis necesidades, buscando en mi bolso mi tabaco, esperando un gesto por mi parte para hacerle saber si deseaba cualquier cosa… Lo normal en su relación conmigo, atención a su Ama y naturalidad en todo momento.

Pero la parejita nos dio alguna que otra sorpresa. Yo respeto todo tipo de relaciones, cada uno la lleva a su manera, pero… ¿que una sumisa interrumpa a su Amo negándole la consumición que acaba de pedir al camarero, poniéndose como una fiera en público y amenazándolo con una frase tan sorprendente como “si bebes alcohol hoy no mojas, tú verás” y que él ponga cara de penita y cambie su decisión por una infusión ante tal amenaza?

Me pregunto quién domina a quién en esa relación.

Y no quedó ahí la cosa. En el transcurso de la conversación posterior hubo un momento en que el “Amo” se levantó de la mesa apresuradamente para esconderse dentro de la cafetería y volver al rato haciéndonos saber que “menos mal, casi me ve, es que me pareció ver a mi madre”.

Creo que sobran los comentarios, ahí lo dejo.

Hoy he quedado con otro Dominante e iré con otro de mis perrillos. Espero que el encuentro sea más agradable, que no todos son así, creedme, jajaja.

1 Comment

  1. Yo creo que no todas las relaciones Ds son iguales, depende básicamente de la personalidad de los intervinientes, de las creencias-vivencias que tengan cada uno de ellos y del feeling-costumbres que establezcan.
    Los machos tenemos una gran desventaja respecto de las mujeres y es que nuestra libido condiciona nuestra conducta…, hay hombres que pretenden ser Amos para tener satisfechas sus impulsos sexuales, pero las hembras saben que excitan y dominan sus emociones.
    A mi me parece que esa debilidad evidente, hace que los sumi-machos seamos mas honestos con nosotros mismos y mas verdaderos como personas racionales…, nuestra conducta sumisa refleja el reconocimiento de nuestra debilidad.
    Los Amos suponen por la educación machista recibida que a las mujeres lo que les pone es ser sumisas y practican el sexo degradando, humillando y maltratando a su objeto de deseo…, pero ¡hay amigo!… cuando se enfrentan a la ausencia de sexo, se sienten perdidos y son dominados por sus intensos deseos.
    ¡Viva el DomFem!, un universo mucho mas progresista.
    ¡Viva la tolerancia!, que nos permite evolucionar hacia la Ginarquia.
    ¡Viva los libre-pensadores!, que podrán reconocerse como Ama o sumiso, sin tabús condicionantes.
    Viva CruelDama!, por ser mi Dueña, mi Diosa, mi Maestra.

    ,

    Reply

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *