Evolución

Como sabéis, publico este mismo blog en inglés (podéis ver el banner en la columna de la izquierda) y, aunque mi inglés no sea perfecto ya que mi lengua materna es español, me complace comprobar que cada día hay más movimiento allí.

He vivido en diferentes países de Europa y encuentro diferencias notables en la forma de vivir FemDom. No pretendo menospreciar a nadie, no me entendáis mal, pero en España todavía existen prejuicios importantes a la hora de llevar a la realidad algo que para mi es de lo más natural del mundo: ser como soy.

Y ya si hablamos de prácticas concretas, podría mencionar que el blackmail, por ejemplo (bastante extendido por todo el mundo), aquí es todavía un tabú innombrable para la mayoría. Y no sólo no se conoce, sino que se asocia a delincuencia, cuando el consenso es el primer paso de dicha práctica.

He puesto ese ejemplo porque es uno de los que más escandalizan, pero hay muchos otros. Aunque también he de añadir que las cosas van cambiando y poco a poco se van integrando rutinas que hasta hace pocos años eran impensables. Hoy en día hay maravillosas Dóminas y estupendos sumisos y esclavos reales en todas partes.

Contribuyo con mi pequeña aportación a la difusión de nuestro pequeño gran mundo, el FemDom, y observo que la comunidad va creciendo de manera notable desde hace unos años. Los cambios en la sociedad también son perceptibles y el mundo evoluciona como no podía ser de otro modo.

2 Comments

  1. ¿Por qué tengo la sensación de que un pelo suyo vale un millón de veces más que yo..?

    Un saludo Diosa.

    Reply
  2. Gracias a personas como Ud. los sumís-hispanos evolucionamos.
    Gracias a su diaria contribución, la comunidad BDSM, se desencorseta de los tabús vainillas y percibe como normal lo que antes percibía como pecaminoso.
    Gracias a su experiencia, bien asimilada, tenemos por fin una Maestra que sabe de lo que habla, cual es la senda para vivir el DomFem real y nos orienta por donde debemos caminar.
    Gracias a su firme voluntad, que resiste los ataques de los tradicionalistas, progresamos como personas y nos permite liberarnos de los condicionamientos sociales opresivos.
    Gracias por ser la Diosa, que canaliza nuestra devota entrega a las Dominas-Damas y nos hace creer que es posible la religión FemDom.
    Adoro sus pies y soy feliz bajo sus tacones.

    Reply

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *