Temperaturas estivales

Y el buen tiempo ha llegado. Ya podemos ir desterrando abrigos, jerseys, bufandas y demás parafernalia invernal para dar paso a vestimentas más vaporosas, sandalias sensuales con las que lucir esa pedicura perfecta, cambiar maquillajes opacos por polvos compactos más ligeros y hasta prescindir de pinturas una vez el sol haya dejado su huella saludable en nuestros rostros.

Cada estación del año tiene sus ventajas, aunque a mi me da pena hacer guardar mis abrigos de cuero, botas, guantes y todas esas cosas que en el verano de España no se pueden usar por la calle sin el riesgo de morir asfixiada.

Pero es hora de ir pensando en más actividades al aire libre, playa, campo, terrazas, paseos…

Anteayer mi esclavo magic renovó mi equipo de badminton como le pedí, que ya toca sacudirse el óxido invernal para disfrutar de las actividades veraniegas.

Desde hace unos años ha desaparecido el entretiempo, ese período entre el invierno y el verano con temperaturas suaves en el que hacía buen tiempo sin llegar al calor sofocante. Yo paso de las botas cerradas a las sandalias a pie descubierto sin pasos intermedios en cuestión de días. Pero no es una queja, mis pies siempre están perfectamente cuidados y siguen pisando fuerte haga la temperatura que haga 😉

2 Comments

  1. Un placer atender sus deseos Ama.
    Un sueño verla caminar altiva sobre sandalias atractivas.
    Una ilusión admirar su cuerpo sensual, bronceado y sin aparentes ropajes fetichistas.
    Mi destino adorarla en verano mas, si cabe que en invierno.

    Reply
  2. Para mi aporta la ventaja indiscutible de poder servir a mi Ama de forma cómoda como Ella exige, es decir, yendo vestido únicamente con mi collar de perro y mi cinturón de castidad jeje bienvenido sea el buen tiempo.

    servus{Bastet}

    Reply

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *