Paz interior

Os he contado ya tantas cosas de mi… Por supuesto que me guardo muchas más, pero aquí voy dejando pinceladas para que quien desee reunirlas pueda verme con más claridad.

Hoy tengo un día muy relajado. Claro, influye el hecho de que todavía he tomado un solo café y el sol que entra por mi ventana me invita a adormecerme en una placentera pausa.

Si entrecierro los ojos escucho a mi esclava trasteando por la casa, al jardinero del parque con esa máquina que nunca he sabido cómo se llama y yo he bautizado como “la soplahojas”, el murmullo del tráfico lejano y el silbido del WhatsApp en el que mi esclavo larva_de_Cruel me informa de que ya está en la oficina.

Es agradable estar en casa de nuevo. Soy una mujer bastante adaptable, pero establezco rápidamente mis rutinas donde quiera que esté.

Pediré mi segundo café y me voy a la ducha, que mi momento de relax ha terminado y el día no ha hecho más que comenzar. Pero me voy con una conclusión muy agradable: Es sublime estar en paz conmigo misma, nada puede suplir esta sensación 🙂

1 Comment

  1. Sus pinceladas son perlas que algunos sumis atesoramos como indicaciones para aprender a ser esclavos suyos, como una música embrujadora que marca el ritmo y el camino que deseamos seguir.
    La inteligencia es la capacidad de adaptación al entorno, sus esclavos queremos adaptarnos a nuestra Dueña, cuanto mas pinceladas atesoremos mas probabilidades tendremos de permanecer en su Harem-Cuadra.
    Su bienestar y satisfacción nuestro destino.

    Reply

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *