El gran tabú de la Dominación Financiera



Soy consciente de que la imagen general que se tiene del Ama Financiera es la típica energúmena que sólo sabe gritar, insultar y exigir dinero porque sí.  Y claro, a muchos os asombra que, siendo Ama Financiera, disfrute tanto con mi estilo de vida.

Claro que hay de todo en todas partes, pero esa imagen general es tan errónea como el cliché de que todos los sumisos son seres con baja autoestima o que todos son bisexuales o autómatas.

Ni el Ama Financiera es necesariamente una aprovechada que no tiene ni idea de Dominación ni el sumiso es alguien digno de lástima, ¡que ya está bien de tanta tontería en un mundo en el que se supone que tenemos una mente abierta!

No digo que todos estemos de acuerdo en unas prácticas u otras, cada uno elige las que prefiere, ya sea tease and denial, facesitting, trampling, confinamiento o Money Fetish (o todas a la vez). En el siglo XXI nadie va a obligarte a nada que realmente no desees y es agradable percibir un poquito de ese respeto que todos merecemos.

Comprendo que existen muchas envidias al poder vivir como quiero, pero os garantizo que nadie me regala nada porque sí, pues no se trata de ir recaudando aquí y allá, por no mencionar que tampoco acepto a cualquiera. Es necesario un consenso inicial, que exista química entre las partes (sin complicidad olvídate de que funcione), y, por supuesto, de saber imponer nuestras normas, pero sobre todo tiene que ver con si de verdad te gusta dominar o sólo lo finges. Si alguna desea intentarlo tiene todo mi apoyo, ahora bien, si no siente la Dominación de verdad no va a poder engañar a nadie por mucho tiempo, porque los sumisos reconocen la autoridad (si la hay).

Yo respeto todo tipo de relación que se disfrute, ya sea pasando la vida en un chat o red social tras la pantalla o vendiendo rosquillas en la fiesta del pueblo. Todos tenemos la opción de elegir de qué forma preferimos ser felices (si sabemos hacerlo) 🙂

Seguiré gozando de ese tabú tan monstruoso que significan esas dos palabras, Dominación Financiera, con aquéllos que se toman la molestia de conocerme ;)

4 Comments

  1. El tabú es monstruoso, como Tú dices, porque la Dom financiera pone al mundo frente a una verdad: los sumisos no le hacen regalos a cualquiera.

    Sólo lo hacen ante Aquella que realmente lo vale. Las demás se quedan afuera. Y en mundo BDSM de mediocres donde cualquiera se autoproclama ama, esta realidad establece una línea tajante, imposible de borrar.

    Envidia, pura envidia.

    Un gusto como siempre leer tus verdades, CruelDama

    Reply
    • jajaja Un abrazo, Mistress Roxy, siempre consigues hacerme reír, te aseguro que el gusto es mío, querida 🙂

      Reply
  2. Yo creo que el tabu de la dominación financiera también se mantiene por una educación tradicional basada en costumbres obsoletas que provocan posiciones conservadoras
    Las religiones tienden a considerar a las mujeres como dependientes de los varones económicamente, por eso son contrarios a cualquier tipo de movimiento de liberación femenina… Las hembras son perversas y su intención es provocar la libido de los machos para conseguir una independencia económica, por eso hay que obligarlas a que oculten las armas físicas que Dios les otorgo… Si las señoras asumen la autoridad de los señores y por tanto son fieles a el, serán buenas mujeres: sumisas, como manda la jerarquía eclesiástica. Si las tentadoras mujeres se sienten libres y quieren disfrutar de su sexualidad, serán putas y demonios.
    El machismo tiende a considerar que las mujeres son arpías. Aquellas que saben cautivar a los hombres débiles (que se dejan dominar por las pasiones) son malas y si además reciben regalos económicos se convierten en putas. Las féminas que se adaptan a ser sometidas por los machitos, incluso por los maltratadores, son admirables, intentan hacen felices a sus parejas consiguiéndolo a veces, pero siempre renunciando a la suya, como exige la normativa de comportamiento machista.
    Hay hombres débiles que se dejan dominar por las mujeres (calzonazos) y hombres fuertes que saben imponer su autoridad (auténticos) y si además no son fieles se les considera cabrones (el orgullo de los machos) , sin embargo con las mujeres la calificación social cambia a las mujeres débiles que rehúyen el conflicto con su hombre se las considera normales, incluso a las que reivindican sus derechos pero son obligadas a someterse por la fuerza (pobrecitas) , finalmente las Damas que tienen un carácter fuerte o tienen sometido a un calzonazos las tachamos de marimachos y si encima maneja las finanzas automáticamente se convierte en puta.
    Ya va siendo hora que superemos viejos tabús:
    – Un hombre puede tener un carácter firme y querer depender de una Dama
    – Una mujer puede ser egoísta (disfrutar de su sexualidad) y querer ser sumisa.
    – La dominación financiera no es un lugar exclusivo de los varones.
    – La descalificación es fácil cuando nos dejamos llevar por la corriente
    – Solo los libre-pensadores se atreven a progresar y respetan a los demás.

    Reply
    • Ciertamente, una mujer puede ser egoísta, disfrutar de su vida y seguir haciéndolo incluso controlando a su/s macho/s.

      Reply

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *