Sexualidad

Soléis preguntarme cuál es mi orientación sexual. Pues bien, creo que el término que mejor me define es pansexual, aunque no me gusta mucho encasillarme en parámetros preestablecidos.

En la Wikipedia encontraréis esta definición: La pansexualidad, también llamada omnisexualidad o trisexualidad, es una orientación sexual humana caracterizada por la atracción estética, romántica o sexual por otras personas, independientemente de su sexo y su género. Por lo tanto, las personas pansexuales pueden sentirse atraídas por varones, por mujeres y también por aquéllas personas que no se sienten identificadas por la dicotomía varón/mujer o con la de masculino/femenino, incluidas las personas intersexuales, intergéneros, cisexuales y transexuales.

Mientras que la bisexualidad implica atracción sexual tanto por varones como por mujeres, la pansexualidad incluye la potencialidad de sentirse atraído sexualmente por cualquier persona sin que importen las categorías varón/mujer, masculino/femenino. Es decir, que a diferencia de los bisexuales, los pansexuales pueden sentirse atraídos por varones (tanto cisexuales como transexuales), mujeres (tanto cisexuales como transexuales), y también por personas intersexuales e intergéneros.

Resumiendo, me puede gustar una transexual lesbiana, un hombre heterosexual, una mujer biológica (sea cual sea su orientación sexual) o la combinación que se os pueda ocurrir. No me fijo en qué es cada un@, lo que más me puede atraer es el interior y os aseguro que someter a una mente interesante (con la orientación sexual o apariencia externa que tenga) es lo que me motiva.

Y no confundamos pansexualidad con promiscuidad, porque una pansexual no deja de ser selectiva 😉

6 Comments

  1. Superinteresante. Le da uno que pensar sobre su propia sexualidad.

    Saludos sumisos

    Reply
    • Me alegro de que te haya gustado 🙂

      Reply
  2. Gracias por este tipo de artículos, Señora. Alegra encontrar Dóminas con la mente tan clara.

    Mis Respetos

    zero{MS}

    Reply
    • Gracias a ti y a los que me leen, eso me motiva para seguir expresando mi manera de pensar y de ser 🙂

      Reply
  3. Todos los días aprendo algo nuevo, leyendo su blog…
    No tenia ni idea ni de la Pan-sexualidad ni de la Cisexualidad… ¿sera que soy un tipo aborregado por el mundo vainilla?
    Como dice sumiso servus he pensado en mi propia sexualidad y creo que de momento sigo siendo heterosexual. No me atraen los machos y tampoco las hembras sumisas, ni los tríos donde 2 o mas Dominas someten a un macho…. ¿sera que soy un sumí atípico?.
    Me gusta conocer gente y empatizo con cierta facilidad con los demás, independientemente de su inclinación sexual, supongo que valoro la libertad personal del resto ciudadanos pero no me siento pansexual… y me pregunto ¿ seré cisexual?, ¿es incompatible ser creyente del DomFem y esclavo de una Dama, con ser cisexual?.
    La última duda que me asalta es… si mi Dueña que es pansexual, quisiera cambiar mi orientación sexual, ¿ cambiaría mi personalidad? o ¿solo atendería sus deseos con mi conducta sin cambiar mi inclinación personal?…
    A sus pies

    Reply
    • Como hablábamos hace un par de noches ante un café, la personalidad no debe ser susceptible de modificaciones (yo no deseo autómatas aburridos a mis pies), pero sí la conducta.

      Tus inclinaciones personales pueden ir evolucionando aún a pesar de que las consideres inamovibles.

      En cualquier caso, seguiré moldeando tu comportamiento y conducta, alimentando tus procesos cognitivos, para que aprendas a seguir sirviéndome de la manera más satisfactoria.

      Reply

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *