Sadismo emocional

Ayer hablaba de ataduras físicas: bondage, kinbaku, shibari… Pero existen también esas otras ataduras que no se ven, las que se imponen por dentro.

Nunca he ocultado que soy sádica emocional, además de física,  y puedo recurrir a correctivos y castigos psicológicos como método de aprendizaje del esclavo (o simplemente por mi propio placer, que no todo se traduce en castigo).

Pero no soy únicamente sádica, soy sádica y Dominante, es decir, no me limito a disfrutar del sadomasoquismo sino que la Dominación/sumisión es una parte importantísima en mi vida (por no decir que es la principal). Incluso puedo ir un poco más lejos y declarar que el masoquista puro no acaba de gustarme (su personalidad es manipuladora y no deja de provocar constantemente para obtener esa cuota de dolor que desea). Prefiero al sumiso no necesariamente masoquista, que me entrega su dolor junto con su placer. No olvidemos que el umbral del dolor es educable y me resulta infinitamente más gratificante una entrega que un intento de manipulación o la demanda constante de las apetencias del que ha de estar sometido a mi voluntad.

Con la doma psicológica se obtienen vínculos firmes y duraderos. Y no estoy hablando de un lavado de cerebro, que luego todo acaba tergiversado y malinterpretado. El sado psicológico no consiste en dedicarse a fabricar robots ni a anular personalidades, Señoras y señores, el sadismo emocional significa gozar manipulando el interior del sometido y, aún disfrutando con su sufrimiento, esa manipulación se puede enfocar hasta para desarrollar esa parte afectiva y esa autoestima que a veces llegan a mi tan dañadas.

Como sádica infrinjo dolor, como Dominante responsable del ser que se me ha entregado, trabajo en su mente no sólo para adaptarla a mis deseos, sino también para que su crecimiento personal sea satisfactorio para ambos. Quid pro quo.

8 Comments

  1. Esto es saber analizar situaciones y tener el don de la palabra, Señora. Es grato leer en un mismo post acerca de la voluntad y la responsabilidad del Ama. También hacía falta arrojar algo de luz en los conceptos de sadomasoquismo y D/S. Muchas Gracias de nuevo.
    Mis Respetos.
    zero{MS}

    Reply
    • Un placer, zero{MS}, me alegro de que os gusten mis posts y que participéis en el blog.

      Reply
  2. Cuando visualice a CruelDama en la red 2 aspectos de su personalidad paralizaban mi deseo de conocerla: su fetichismo sobre el dinero y su reconocido sadismo… .
    Leí todas las entradas de su blog y me sedujo tanto su pensamiento claro-firme, como su inconfundible perfume a Domina verdadera…, mi búsqueda de Ama, de tanto tiempo, podía llegar a buen puerto y decidí asumir el riesgo de intentar conocerla a pesar de no ser masoquista y considerar la sumisión financiera como el ultimo peldaño de una relación DomFem.
    Desde el primer instante tuve que cambiar mi percepción sobre la relación D/s, si quería acceder a conocerla mi primera entrega debía ser económica y lo comprendí enseguida…., su tiempo es oro y un sumiso no puede pretender que una Diosa lo dilapide con el, para calmar la ansiedad de la búsqueda.
    La primera cita fue un flash: me deslumbro… con la primera copa la admire por su glamour, su forma de vivir me pareció fascinante y su conducta me enamoro… desde entonces quise ser suyo y la doy gracias porque un día me tomo como su esclavo… uno mas en su Harem-Cuadra.
    Siempre me ha agobiado su sadismo y mi rechazo al dolor…, pero es una Maestra inteligente que sabe hacer progresar los limites del esclavo… su doma es eficaz conmigo, porque es básicamente emocional…. A mi me gusta entregarla mi sufrimiento para lograr su satisfacción, me esfuerzo para conseguir su bienestar y así no tener que ser castigado, porque sigo rehuyendo el dolor…. y sobretodo procuro aprender como calmar su sadismo.
    Un sumiso que confía que su Diosa-Diabla, este orgullosa de mi transformación mental y emocional.

    Reply
    • Un adiestramiento no termina nunca (malo sería si no tuviera nada más que hacer contigo), siempre hay aspectos que tratar y muchísimas cosas por vivir.

      Sabes que estoy a gusto contigo porque no pierdes de vista tu lugar en cualquier situación. Aunque a veces te distraigas, un gesto por mi parte te devuelve a la realidad y sabes rectificar a tiempo.

      Pero no te me pierdas en ensoñaciones con este comentario porque los cuatro meses que llevas a mis pies sólo son el principio de tu esclavitud. El futuro es incierto, por supuesto, pero es tu obligación seguir peleando cada día por ocupar ese lugar codiciado.

      Reply
  3. Una dómina no es una servidora de masoquistas. desgraciadamente, muchas que dicen serlo, no son otra cosa que eso, manos ejecutoras de fantasías ajenas.

    Reply
    • Así es, Mistress Roxy, abundan los casos de “Dómina complaciente” que hace lo que su sumiso quiere que le haga. Perfectamente definido en tu frase “manos ejecutoras de fantasías ajenas”. Y después son las que más arremeten contra las Dóminas que nos negamos a servir a nuestros sometidos.

      Sea como sea, siempre es agradable encontrar tus comentarios y leerte (aquí o en tu blog).

      Un beso.

      Reply
  4. Dices que el sado psicológico no consiste en anular personalidades. En mi opinión el sado psicológico es una de las armas de dominación mas poderosas, mucho más que el dolor.

    Si el fin es educar y trabajar su mente para adaptarlas a tus gustos, esa meta suele pasar por hacer que el sumiso abandone costumbres/rasgos que eran de tu agrado. Y ahí es donde discrepo con tu opinión, para mí eso es anular parte de la personalidad del sumiso.

    De todas formas, no estoy en contra de ello, me gusta combinar la dominación física con la psicológica. Tengo poca experiencia en el BDSM, y empece desde un plano más físico (violento lo llamarían algunos) para evolucionar a un plano más psicológico.

    Reply
    • La transformación de esas costumbres/rasgos significa manipular su conducta y trabajar en su comportamiento, no significa anular su personalidad.

      Son conceptos diferentes. Para cambiar una personalidad es necesario utilizar unas técnicas de manipulación mental que, por otro lado, no funcionan con todo el mundo.

      Gracias por tu aportación, María 🙂

      Reply

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *