Primeros pasos

Cuando va descubriendo este mundo, normalmente un hombre con tendencia sumisa busca saciar una serie de necesidades y fantasías que en algún momento comienzan a ser apremiantes.

Suele llegar con torpeza y urgencias, además de un tremendo desconocimiento del tema, ya que la mayoría lo que saben de BDSM y FemDom consiste en lo que ven en videos que despiertan su líbido, así que tienen esa imagen del Ama espectacular que hará todas esas cosas que él desea en cuanto alguna lo acepte.

Y me parece estupendo, que conste, pero para mi significa muchísimo más que cubrir una pulsión (que también) de carácter puramente físico.

Piensa que una mujer normalmente necesita “algo más” que tu simple disposición a practicar sexo duro (que puede haberlo o no, ella decidirá esos “detalles” ;)). Una mujer suele ser muy selectiva y, si no te molestas en seducirla de algún modo, te ignorará y te descartará tan rápido como a tu calentón.

No cometas la equivocación de pensar que todas pensamos igual o deseamos lo mismo, con el tiempo comprobarás lo diferentes que somos unas de otras.

Pero no te desanimes. Tal vez no sea fácil, pero si de verdad deseas vivir tu sumisión, esfuérzate por conseguirlo 🙂

1 Comment

  1. Buscar una Domina es la primera pulsión, del que se ha identificado como sumí.
    Cuando eres sumí con escasas experiencias, la fantasía es la única realidad palpable, descubres que eres onanista compulsivo con Amas estupendas y quieres probar para vivir tu libido apasionado.
    Es lógico que nuestra ilusión tropiece con la realidad, unos abandonan al sentirse incomprendidos y otros, los resistentes a la frustración bien acuden a profesionales y aprenden a adaptarse al universo BDSM para buscar una relación DomFem, bien modulan sus urgencias, aprendiendo de sus experiencias-contactos.
    El sumí se hace maduro cuando comprende que tiene que seducir a la Domina y cuando asume que el estilo de vida que elige es dependiente de la Dama. Estos dos umbrales no son fáciles de alcanzar, supone cambiar las ideas preconcebidas sobre D/s.
    1. Todas las personas pretendemos ser felices y somos lo mas importante para nosotros mismos (egocentrismo). El sumí aspira a hacer feliz a su Ama, por tanto su prioridad debe ser la felicidad de la Domina (aquí esta la dificultad) y confiar en que la Dama sepa hacerle feliz a el (biofeedback).
    2. Los sumís debemos entregarnos y ser obedientes, por tanto nos abandonamos (pasivos) a lo que nos quiera hacer la Mistres. Comprender que la entrega debe ser pro-activa, de entretenimiento-diversión de la persona, de aprendizaje-conocimiento de sus deseos, de esfuerzo para atender el bienestar y la satisfacción de la Señora, etc. exige inteligencia y experiencia… abandonarse solo cuando la Dueña lo exija, madurez.
    magic_de_Cruel siempre tuvo fe en encontrar a una Diosa terrenal y cuando percibió que había feeling con CruelDama su pulsión fue seducirla con su comportamiento. Cuando Ella me puso su collar fui el hombre mas feliz sobre la tierra y desde entonces me esfuerzo para seguir a sus pies adorados.
    Animo a todos los sumís para encontrar a su media naranja (Diosa-Dueña-Maestra-Ama-Dama-Jefa-Señora-Diabla-…). Si yo lo he conseguido porque no lo podéis encontrar vosotros.
    Hip.. Hip… Hurra por los sumís que no se frustran en los primeros encuentros.

    Reply

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *