Fin de semana en la ciudad

Agosto es un mes diferente en Madrid. ¡Se puede aparcar en cualquier sitio! Lo normal es dar varias vueltas a varias manzanas hasta que consigues, con mucha suerte, un sitio donde dejar el coche. Sé que no sólo los madrileños tenemos ese “privilegio”, en todas las grandes ciudades pasa lo mismo, pero Madrid llega a ser especialmente complicado en ese sentido.

Excepto en agosto, que no hay atascos de tráfico y se puede elegir estacionamiento.

Os parecerá una tontería, pero es que es realmente excepcional y me encanta el cambio de ritmo de estas fechas. Se aprecia más turismo, pero menos masificación en tiendas y ocio. Claro que esto depende de a qué zona vayas, que en Sol – Plaza Mayor no hay reducción de muchedumbre jamás.

Pero Madrid es Madrid y, aunque me hago escapadas a otros sitios, me gusta de verdad.

Ayer estuve en Chueca de nuevo y, como no podía ser de otro modo, recalé en una de las terrazas de la plaza, me bebí tres refrescos seguidos (estábamos a 37ºC, aunque la sensación térmica era mucho mayor) y mi acompañante apuró dos grandes jarras de cerveza de sendos tragos.

Hoy me reuniré con una amiga, así que habrá diversión. Iremos a cenar a cualquier sitio y a tomar algo por las terrazas. Ella es especialmente descarada y tenemos muchísimo en común, aunque somos diferentes, sin embargo ya sólo pensar en ella me hace sonreír porque siempre acabamos en medio de alguna situación surrealista muertas de risa 😀

2 Comments

  1. A hidratarse con estas altas temperaturas, muy bien. Por cierto, he retomado el blog, con renovado impulso, pero siempre leyéndola a usted, preciosa Diosa. Lo que sí que me gustaría es volver a escribir relatos Femdom.

    Un saludo y a sus pies,

    servus{Bastet}

    Reply
    • Genial, servus{Bastet}, me alegro de leer eso, pues significa que las aguas vuelven a su cauce y mis mejores deseos te acompañan.

      Reply

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *