Negarse a sentir

Ayer hablaba con una preciosa Mistress británica con la que simpatizo bastante. Sin embargo nuestras opiniones no siempre coinciden y en ocasiones nos enzarzamos en discusiones y risas durante horas.

Ella defendía que no hay que mostrar afecto por un esclavo y yo alegaba que hay que mostrar aquello que deseamos, sin limitarnos a nosotras mismas en lo que sentimos, de lo contrario viviríamos en una pose y no como de verdad somos.

Comprendo su postura, de hecho he tenido y tengo esclavos con los que no existe una relación afectiva, pero también tengo esclavos con los que sí existe, y con éstos la relación suele ser de larga duración y con matices sublimes a los que no deseo renunciar.

¿Voy a negarme a mi misma el placer de sentir del modo que sea para ceñirme a parámetros paralizantes porque es lo que se espera de mi? ¿Es que no soy yo quien domina, quien decide y quien se muestra y vive de la manera que se me antoja?

Creo que el tipo de relaciones que cada una establezca es muy personal, pero ponerse límites para dar una imagen de cara al público me parece muy poco coherente, ya que nos perdemos experiencias maravillosas e infinidad de posibilidades en nuestro desarrollo personal.

Estoy a favor de las relaciones D/s impersonales, pero también de las relaciones D/s afectivas. Ahora bien, en estas últimas soy yo quien decide de qué modo demuestro mi afecto, que los achuchones y arrumacos no van conmigo 😉

2 Comments

  1. Totalmente de acuerdo,ante todo somos personas,Mujeres y si actuas y haces “teatro” al final todo sale al exterior.
    Esto es otra faceta de nuestra vida,otra parte que no podemos separar,hay que ser como uno mismo es a diario.
    Un saludo

    Reply
  2. Yo estoy en una relación FemDom afectiva y orgulloso estoy de amar a mi Ama.

    saludos sumisos,

    servus{Bastet}

    Reply

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *