Una sissy ganadora

El concurso “La más sissy” ha sido un muestrario de preciosidades, pero ha llegado el momento de elegir sólo a una. Y no ha sido fácil, sinceramente, me ha costado tomar una decisión.

En principio me fijé en la estética, hay imágenes muy elaboradas, con poses, y contextos muy atractivos. Pero de ese modo se me hacía prácticamente imposible quedarme sólo con una, ¡me quedaría con todas!

Así que pasé a fijarme en las actitudes… Y tampoco era fácil ir descartando a ninguna de estas maravillosas putitas, ávidas de complacer y a cada cual más viciosilla que la anterior.

Pero ha llegado el día en que sólo una vendrá a conocerme (o conseguirá mi Messenger, lo que mejor le venga), y he tenido que buscar el modo de seleccionarla.

Empecé a observarlas desde otra óptica. Me preguntaba a mi misma… ¿a cuál de ellas me apetecería más torturar? ¿a cuál querría ver a mis pies suplicando, mirándome con respeto y compartiendo esas “cosas de chicas”, experimentando con sus miedos y probando hasta dónde sería capaz de llevarla?

Para eso necesitaría a una cuya “timidez” me estimulara para corromperla despiadadamente. Y entonces no pude dejar de enfocar la vista en una sola. He elegido a la sissy que quizás menos destaca entre tantas zorritas dispuestas, pero es la que más despierta mis instintos, la que visualizo apretando mis corsés, sirviéndome un café o sufriendo mis humillaciones con dificultad pero sin quejas.

Y esa es susi, la número 10. Felicidades, nena, has ganado el concurso “La más sissy”, envíame un correo para que podamos charlar.

A todas las demás os agradezco vuestras imágenes, ¡sois fantásticas, chicas! Pero soy una sentimental, no puedo evitarlo, jajaja.

3 Comments

  1. muchas gracias señora, el corazon me va a mil, he tenido que leerlo dos veces, aun estoy nerviosa, me cuesta escribir estas pequeñas palabras, no se que decir, en breve le enviare un correo.
    pero creo que hay muchas que son mejores que yo, no creo que merezca ese honor, no se que decir, si usted sigue creyendo espero no defraudarla.

    a sus pies (reverencia), Susi

    Reply

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *