Campanilla

No soy una mujer que necesita un hombre, soy la mujer que un hombre necesita.

La frase es buena, ¿verdad? Por cierto, no es mía, la leí en internet, en una de esas fotos con letras monas que quedan preciosas adornando perfiles y grupos.

Pero (siempre tengo “peros”), aunque sea la mujer que muchos hombres puedan necesitar, yo no tengo complejo de Wendy. Hablo de la Campanilla de Peter Pan. Y me viene genial el ejemplo, porque el control es uno de mis fetiches, pero Wendy se esfuerza por controlar la vida de su pareja desatendiendo la suya propia y adoptando un papel maternal. Mi control es muy diferente 😉

Y hay muchas Campanillas, las seguirá habiendo mientras existan tantos Peter Panes.

Os diré algunas de las características de Wendy y estoy segura de que reconoceréis a muchas mujeres que conocéis.

Campanilla insiste en hacerte la vida más agradable, hace esas tareas que a ti siempre se te “olvidan”, va a los recados, te recuerda tus citas y esas fechas como cumpleaños y aniversarios, cree que para poder seguir a tu lado ha de sacrificarse y resignarse, evita molestarte con comentarios que te hagan enfadar, pide disculpas aunque no tenga culpa de nada, respeta tus espacios y tus salidas sin discutir…

Claro, Wendy también tiene sentimientos y a veces se enfurece, pero acaba por disculpar tu comportamiento (porque aunque algunas de las características que he descrito podrían aplicarse a una sumisa, ella no lo es), porque no desea provocar una ruptura que sería tremendamente traumática y no arriesgará la cómoda vida que ha conseguido y a la que no renunciará bajo ningún concepto.

Wendy es entrañable, pero está equivocada. Sin embargo es la vida que ha elegido y yo se la respeto, a pesar de que ambas sabemos que no es feliz.

Creo que soy la antítesis de Campanilla. Sin embargo tampoco me identifico con Peter Pan, pues él carece de algo que para mi es fundamental: la responsabilidad.

4 Comments

  1. Un buen sumiso, Sra, jamás querría de Ama a Wendy. Tenga Vd un buen domingo. Saludos cordiales de Tribuno

    Reply
    • ¿Y, sin embargo, cuántos de los que se autodenominan buenos sumisos tienen en casa a una Wendy? 🙂

      Saludos, Tribuno, un placer su visita.

      Reply
  2. muy buena sus palabras sra

    Reply
  3. Me parece que soy un poco Peter Pan, pero algún día tendré que hacerme mayor. Saliéndome un poco del tema psicológico…me encantan los cuentos jeje.

    saludos sumisos

    servus{Bastet}

    Reply

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *