Contratiempos

No se puede vivir una vida positiva con una mentalidad negativa.

Todos, absolutamente todos, tenemos problemas. Y para cada uno sus propios problemas son infinitamente más importantes que los de los demás, pues nos afectan directamente. Si los magnificamos permitiendo que se instalen en la mente, acaban por bloquearnos de tal modo que se convierten en obsesiones más o menos pronunciadas.

También existe la otra cara de la moneda: ignorarlos como si no existieran. Esto último es una irresponsabilidad tremenda, ya que esconder la cabeza como un avestruz rara vez funciona y acaban explotando de un modo u otro.

Es necesario encontrar un equilibrio de forma que podamos ir resolviendo cada inconveniente sin que afecte exageradamente al resto de nuestra vida, es decir, darle a cada cosa la importancia que tiene. Es muy sano alejarse emocionalmente de algo que nos pueda agobiar para poder verlo desde otras perspectivas.

Si has fallado a tu Ama, lo que no debes hacer es quedarte rumiando lo maravilloso que podría haber sido si no lo hubieras hecho, porque si permites que tu cobardía siga dirigiendo tu vida, jamás saldrás de esa depresión que enmascaras con ese buen humor ficticio que dura lo mismo que el efecto de las copas que trasiegas o hasta que la compañía que buscas se vaya a continuar con su vida.

Sólo son ejemplos, que nadie se dé por aludido. O sí 🙂

A nadie le sale todo siempre bien ni tampoco podemos contar con la aprobación de todo el mundo, sería una locura intentarlo siquiera. Además, ¿para qué?.

¿Tu Ama te ignora? Piensa en lo maravilloso que es todo cuando no lo hace y gánate ese privilegio 😀

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *