Autoestima

Soy responsable de mis actos y de mis sentimientos. Las reacciones que los demás tengan hacia mi (y sus sentimientos hacia mi) son su responsabilidad, no la mía.

Me río muchísimo de mí misma y asumo mis errores. No soy mujer de dramatizar, sino más bien todo lo contrario. Una actitud positiva es siempre la mitad del terreno ganado para superar problemas.

No acepto ni me guío por lo que los demás piensen o crean. Tengo mi propio criterio basado en mis propias experiencias personales y, aunque en algún momento no sea el mejor ni el más correcto a ojos ajenos, es el mío y es el que me vale.

No acostumbro a compararme con los demás. Puedo admirar cualidades en otras personas, pero me gusto tal y como soy. Si otros no saben o no desean valorarme, están en su derecho, pero puedo seguir viviendo perfectamente con ello.

Parece el decálogo de la autoestima, ¿verdad? jajaja.

No haré referencia a roles, pues he visto grandes carencias de autoestima e inseguridades en integrantes de todos ellos. Estas son sólo algunas pautas que, si realmente las sientes y las vives, ¡funcionan! Prueba 😉

2 Comments

  1. Esta declaracion me ha encantado. La he impreso y la tengo presente todo el tiempo.

    Reply
  2. Me parece genial que te rías de ti misma, hay gente que de forma muy obtusa pueda identificarlo con falta de autoestima, pero a menudo es todo lo contrario, muestra que estas tan segur@ de la buena imagen que tienes de ti mism@, que no te importa mostrar alguna “vulnerabilidad”. Y las personas mas inteligentes emocional y socialmente lo van a percibir así. Ademas muestras a los demás que asumes que todos tenemos nuestras vulnerabilidades y creas un ambiente relajado y cercano.

    Creo que muchas personas confunden ego con autoestima, el ego tiene que ver con como te ven los demás, con la imagen que proyectas, la autoestima con como te ves a ti mism@. El ego a menudo es frágil, es como un globo que tienes que estar protegiendo continuamente para que no te lo pinchen (la metáfora es muy facilona lo se, pero es que funciona muy bien), la autoestima no lo es tanto.

    Las personas que confunden ego con autoestima gastan mas energias en “ser” para los demás que en realmente ser, a menudo se emplean demasiado en conflictos y discusiones que no llevan a nada productivo. Ademas se ponen a veces muy pesados haciéndose marketing :D.

    Dicho lo dicho es normal y hasta divertido y util tener un poco de ego, pero no hay que darle mucha importancia ni hacerse esclavo de el.

    El blog es interesante, y sexi!. Gracias por compartir.

    elnavegante

    Reply

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *