Mujeres Dominantes

No es raro que algunas mujeres que desean iniciarse como Dóminas me pregunten cómo pueden hacerlo y qué pasos han de seguir. Contesto que depende del tipo de Dómina que deseen ser.

Si lo que les atrae son sesiones ocasionales, bastará con que desplieguen sus “armas de mujer” y disfruten de todo aquello que les apetezca y previamente hayan consensuado con sus parteners.

Si desean una relación D/s más estable, e incluso hacer de ello su estilo de vida, creo que es indispensable sentirlo de verdad, desde las entrañas. No se puede transmitir lo que no se siente y los posibles sumisos captarán enseguida si sólo interpretamos un papel o realmente lo somos, aunque al principio cometamos errores.

Si quieren dedicarse a la Dominación profesional, tendrán que conseguir un “ajuar” adecuado: vestuario, herramientas, un lugar donde desarrollar sus actividades, hacerse publicidad y, por supuesto, respetar absolutamente siempre los límites que pacten con los sumisos que acudan a sus sesiones.

Hay mujeres que no se dan cuenta del potencial que tienen y, al no ser conscientes de su propia fuerza, se pierden en divagaciones.

No debemos olvidar que el sumiso es una herramienta para nuestro placer, para que nos complazca del modo que nosotras deseemos y, a la vez, precisamente eso es lo que el sumiso desea, complacernos.

Somos nosotras quienes marcamos el ritmo, por más que ellos vengan con ansias de hacerlo todo ya mismo, o al contrario, que un día estén desganados y apáticos. Nosotras exigimos, requerimos y ordenamos, ellos obedecen.

Pero lo más importante de todo no son ni las ropas fetish, ni el comportamiento arrogante, ni un protocolo cuidadísimo, ni que nos obedezcan sin cuestionamientos. Lo principal es que disfrutemos y que lo que sea que hagamos, nos haga felices 😉

1 Comment

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *