Oferta y demanda

Existe un porcentaje altísimo de nicks fraudulentos. Quiero decir que no todos los que se autoadjudican el título de Dominantes lo son. Y exactamente lo mismo ocurre con los nicks sumisos.

Los hombres Dominantes nos suelen decir a las mujeres Dominantes que nosotras tenemos muchísimo más donde elegir. Nada más lejos de la realidad. Lo que si tenemos son cantidades ingentes de ofertas para servirnos, otra cosa es que haya lo que deseamos.

Y no estoy diciendo que no tengan derecho a divertirse como les dé la gana, ojo, sino que un 99% (y me quedo corta) de esas ofertas no se corresponden a lo que nosotras deseamos de un compañero de juegos o de una relación D/s.

Tampoco todas las Dominantes nos complementamos con todos los sumisos, que si ya una relación vainilla duradera es complicada, en FemDom esa dificultad se ve potenciada por muchas otras variables.

Así que leemos y escuchamos a sumisos lamentándose de que no hay Amas y a Amas hartas de “falsos sumisos”.

Cuando ya tenemos una cierta experiencia en estas lides, sabemos descartar en un par de frases o intercambios de correo lo que no deseamos, tengamos el rol que tengamos. Muchos y muchas sólo se entretienen y observan, otros buscan sexo duro u otras mil formas de expresarse y no comprenden que haya quien desea relaciones D/s serias y estables. También están las que buscan maridito y nada más, aunque para ello se engalanen con nicks de Dóminas o sumisas.

Pero… ¿y la emoción de descubrir a ese ser que nos complementa entre tanta palabrería? ¿No creéis que vale la pena todo nuestro esfuerzo y nuestra persistencia, horas, días, semanas, meses de charlas con unos y otros, para finalmente encontrar ese diamante en bruto al que pulir que nos excita y nos hace vibrar?

Suelo ironizar diciendo que soy muy romántica, pues cuando aparece un ser especial, tiendo a quedármelo. Claro que mi romanticismo es bastante peculiar, pero esa ya es otra historia 😉

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *