Fuera negatividad

Todos buscamos algo. Unos buscan a su Ama soñada, otros una aventura fugaz, los hay que observan y se toman su tiempo para elegir lo que más se ajuste a su búsqueda, algunos dejan pasar la vida por su lado lamentándose de su suerte y también están los que creen que lo mejor está por llegar.

Sin menospreciar lo que ya tengo y disfrutando plenamente de ello, pienso que me quedan muchísimas cosas por vivir y a veces tengo la impresión de que, por más trayecto que he recorrido, me quedan caminos, carreteras y autopistas por descubrir.

Soy muy positiva y tiendo a sonreír tras un tropezón o un error. ¿Por qué perder el tiempo con lloriqueos habiendo tanto por hacer?

Un traspié sólo es un mal paso que se supera bajando de los tacones y sentándose un ratito. Siempre habrá un esclavo complaciente que masajee la zona para aliviarla y volver a calzarse otros tacones más imposibles todavía 😀

La felicidad no consiste en demostrar lo felices que somos ni en ignorar situaciones adversas, sino en gozar de esos pequeños y fugaces momentos y en saber establecer relaciones positivas con los demás.

Afrontar las situaciones difíciles como un reto o como una oportunidad para aprender, nos hace desarrollar habilidades y seguridad.

Todo lo que percibamos como negativo nos impedirá avanzar, por eso hemos de dar a cada cosa la importancia que realmente tiene, eso sí, siendo conscientes de que hay cosas que no podemos cambiar, así que lo mejor es no perder nuestro tiempo y energías con ellas.

Le dedico este post a alguien que se ahoga en su propio vaso de agua y no consigue ver más allá del cristal 😉

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *