Madrid no descansa

El sábado me acerqué a Chueca. Me quedé sin tabaco y allí hay un estanco 24 horas, así que era la excusa perfecta para dar un paseo con mi perrita.

Al llegar coincidimos con una manifestación de transexuales muy divertida. Un nutrido grupo de chicas con tambores y un ritmo muy contagioso iniciaban la marcha en la misma plaza de Chueca y era inevitable unirse a la fiesta (e imposible dejar de moverse con ellas y la multitud que nos reunimos en un momento). ¡Un hurra por las creativas de la percusión hipnótica!

Nos quedamos allí un buen rato compartiendo la alegría y el orgullo de muchas personas que luchan por sus convicciones, de un modo original y atractivo, para perdernos más tarde entre el gentío de Gran Vía.

La oferta de ocio en el centro es interminable: teatros, conciertos, bares, restaurantes, pubs, cines, locales alternativos… Madrid es siempre bulliciosa, pero un sábado por la noche es realmente espectacular.

Volvimos a casa agotadas y encantadas, directas a un baño de espuma reparador.

Y ayer fue un día de relax, así que empiezo la semana con fuerza. ¿Preparados para bailar al son de mis tambores? 😀

2 Comments

  1. Cruel Dama gracias por la información … sabiendo que viene con fuerza… mejor portarse bien :))) beso y mis respetos :))

    Reply
    • Huy, huy, que no te escondas detrás de la silla, que te veo 😉

      Reply

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *