Navegar por internet

Para mi, que crecí en una época anterior a internet, resulta sorprendente comprobar día a día la efectividad de ir a cualquier sitio del globo terráqueo en apenas un click, de conocer y compartir cosas con gente de todo el mundo, poder charlar tanto con mi vecino del edificio de al lado como con un sumiso en Australia en tiempo real.

El volúmen de la información que circula por la red es infinito y tenemos acceso inmediato a cualquier cosa. Para las nuevas generaciones es algo que más o menos siempre han tenido ahí y no le dan mayor importancia, pero hasta no hace tanto tiempo ni siquiera existían los teléfonos móviles. Aún recuerdo el primero que tuve, un ladrillo enorme y engorroso que servía para apagarlo cuando no deseaba estar localizable.

En las redes sociales y foros contactamos con personas de nuestra temática preferida, creamos blogs, grupos, agregamos amigos y conocidos a nuestros perfiles… Todo esto hace pocos años era impensable, pues para conocer nuevos sumisos había que recurrir a técnicas surrealistas y, si hoy en día no es fácil encontrar lo que deseamos con todos los medios que tenemos a nuestra disposición, en aquél entonces había que hacer malabares.

El mundo virtual ha abierto las puertas a todo tipo de gente: la de verdad, la que simula ser lo que no es y a una nueva figura que se dedica a molestar por donde pasa, el trol, ese ser que brilla allí donde le hacen caso.

Sí, lo sé, no os estoy contando nada que no sepáis, pero para mi sigue siendo un pequeño milagro poder escribir este post y llegar a tanta gente sin salir de casa o desayunando en una cafetería 😉

Al ritmo que avanza la informática, ¿vamos a poder regalar un latigazo sin levantarnos de la cama? Me refiero a latigazos físicos, los mentales funcionan a distancia desde que el mundo es mundo. ¿Látigos USB? jajaja

3 Comments

  1. Un latigazo no sé, pero controlar la apertura de un CB, conocer la posición del sumiso en todo momento o dar una descarga eléctrica es totalmente posible.

    Reply
    • Sí, esas cosas (y otras muchas) se pueden hacer ya, de hecho me encanta usar todas las herramientas que ya existen, pero mi comentarío irónico hace referencia a los grandes avances que seguro que nos esperan a corto plazo 😉

      Reply
  2. Ya ves!!! Yo tambien soy de version de antes del cambio. Y la verdad es que si…los cambios han sido muy grandes. Desde un simple chat a comprar en ebay cinturones de castidad…en fin.
    Como digo yo, para los amantes del femdom esto a sido el despertar!!!!
    Yo era de los que me compraba la revista TaconesAltos.
    Era lo mejor que habia….antes…

    Reply

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *