El tiempo pasa

Un mal bicho me acaba de recordar lo poquito que falta para mi cumpleaños. Y no es que me preocupen los años que pasan, no, es una mala pécora porque lo ha hecho con la idea de molestarme, y eso ha dibujado una gran sonrisa en mi cara.

Aunque me sorprendo de la edad que tengo, estoy orgullosa de ella, porque hasta el momento he vivido intensamente cada uno de mis años y, sinceramente, creo que los llevo maravillosamente 😀

Cada etapa de la vida tiene sus ventajas e inconvenientes, pero yo he disfrutado de todas y seguiré disfrutando de las que están por llegar, pues no soy de las que se abandonan y relegan limitando sus actividades.

No, definitivamente no soy de las que se resignan a quedar apartadas del mundo con un gato y unas agujas de hacer punto por toda compañía (prefiero otro tipo de agujas y mis mascotas humanas).

Además, en un cumpleaños hay tarta, velas… ¡y regalos! ¡Me encantan los regalos! jajaja.

8 Comments

  1. Con su permiso ama a mi me gustan las amas maduras y lo mejor que le puede pasar a un sumiso es cukdar de su ama cuando sea muy mayor con el respeto adoración de siempre y también con amor

    Reply
    • Acabo de visualizarme con bastón y encorvada. Claro que el bastón sirve para muchas cosas 😀

      Reply
  2. Es una exagerada… yo la veo bien con sus veinticinco…

    Reply
    • Huy, matango, jajaja. Gracias por todo, por el libro, por tu simpatía y por esos veinticinco que me adjudicas. (Y ahora que no nos oye nadie, repito mi enhorabuena ya sabes por qué) 😉

      Reply
  3. El libro ya lo puede contar como regalo de cumpleaños, de nada por los veinticinco y gracias por la enhorabuena…

    Reply
  4. Hola CruelDama, ¡¡FELICIDADES!!, coincido con matango, solo una apreciación: ¡Ya le gustaría a las de 25 tener tu genética! y felicitarte una vez más por tu blog y por los post que publicas, escribes de maravilla. Besos CruelDama.

    Reply
    • Gracias, cambiadepostura.com! Un beso para ti 🙂

      Reply
  5. Con la edad viene la experiencia que no nada malo y no es difícil permanecer joven de corazón y disfrutar de la vida aún más a través del beneficio de esa experiencia.

    Reply

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *