Unas cuantas verdades

Llevo varios días sin escribir un post “trascendental” (o más serio, si lo preferís), que también me gusta frivolizar y reírme de todo.

Hay cosas muy serias y como tal las trato, pero no me gusta pontificar ni contaros mis opiniones como si fueran dogmas, ya que yo no soy la sacerdotisa de ninguna secta, sino simplemente CruelDama, una mujer que respeta a los demás. A no ser que esos “demás” demuestren que no merecen mi respeto.

Y aún así, prefiero ignorar sandeces que perder mi tiempo con tonterías, que hay muchísimas otras cosas que sí merecen mi atención.

Como mis uñas, por ejemplo, que me encanta la longitud que han alcanzado, pero teclear se hace cada vez más difícil (¡toma giro de conversación!).

En fin, que hay todo un precioso día por delante y lo de “ah, es que yo no sabía que usted es Ama Financiera” está ya muy visto, o lo de “yo no vivo del BDSM” queda precioso, pero alguna debería de revisar sus palabras o al menos no ser una hipócrita, que al final todo se sabe (y no necesito señalar a nadie), así que sonriamos a la vida, que es tan bonita 🙂

Mi perra me mira con cara lastimera y está claro que está deseando que me arregle para ir a tomar algo y, como se lo ha ganado (omito el motivo), me la llevo de paseo.

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *