Pruebas

Estos días estoy hablando con un juguetito nuevo. Todavía es pronto para presentarlo como mío porque la vida da muchas vueltas y aún tiene que superar muchas pruebas, pero creo que hasta el momento nos entendemos.

Rechazo la mayoría de las propuestas que recibo porque tiene que haber algo más que palabras bonitas, promesas vacías y ofertas que no me interesan, pero cuando algo llama mi atención, observo su evolución y sus contoneos.

Este perrillo es… bueno, todavía no sé muy bien qué es, pero sé qué puede llegar a ser 😀

No me lo pone nada fácil porque, aunque cuando consigo que se sienta cómodo habla con más soltura, es muy introvertido y hay que arrancarle las respuestas con sacacorchos. Pero en cierto modo (y hasta cierto punto) a veces motiva más ejercitar la mente buscando fisuras y recovecos para entrar en la suya, que escuchar interminables y repetitivos discursos acerca de lo buenísimos sumisos que son y lo mucho que se van a esforzar por servirme (para huir en cuanto alguna de mis órdenes suponga un pequeño esfuerzo o cuando ejerzo ese control que aseguraban desear entregarme).

Pero sin abusar, por supuesto, porque si no veo respuesta de la otra parte, acabo aburriéndome de rotar el cubo de Rubik si descubro más colores que caras tiene el cubo. O menos.

Tampoco descarto que finalmente la relación no cuaje, pues soy realista y contemplo todas las posibilidades. El tiempo dirá, de momento la gata observa y suelta algún que otro zarpazo superficial para que el ratoncito corretee.

No es el único sumiso al que estoy probando, hay otros, pero valga este como ejemplo de la importancia que tienen la sinceridad y la naturalidad. El de la foto es otra de mis nenitas sissies, ¿no es una monada? 🙂

3 Comments

  1. Me va a perdonar la impertinencia… pero cuando ley el principio del articulo pense “hablando con su juguete nuevo”…. tiene conversaciones con un strap?
    Despues ya ley el resto y me quede mas tranquilo….

    Por otra parte, le deseo lo mejor y a ver si la cosa cuaja….

    Reply
    • Pues… teniendo en cuenta que mis látigos tienen nombre propio y que a veces me entienden mejor que muchos… jajaja

      Gracias, matango :))

      Reply
  2. Hola soy la sissy de la foto, y como mi dueña dice, estoy muy verde; pero con las enseñanzas y adiestramiento de Cruel Dama, espero poder convertirme en su sissy, servicial y complaciente. Y poder salir otra vez en este fantástico blog
    sissy de Cruel

    Reply

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *