Suerte y algo más

Anoche salí a cenar con alguien a quien aprecio. Esa persona me comentaba que soy una mujer muy envidiada porque tengo mucha suerte. Yo pienso que sí, soy afortunada, hago lo que quiero, estoy rodeada de seres que se preocupan por mi bienestar y me divierto mucho todos los días.

Pero no creo que todo sea achacable a la suerte. Es importante tener el valor de luchar por lo que deseamos y apostar por ello.

No siempre se gana, evidentemente, yo también he perdido unas cuantas veces. Pero si no compras el décimo de lotería, jamás te tocará el premio. Por mucho que desees algo, si no pones tu esfuerzo para conseguirlo, te quedarás mirando cómo pasa de largo y todo se quedará en eso, en deseos y fantasías.

A veces nos frenamos por mantener un nombre, una cierta fama, un status, una imagen de cara al público… Con el tiempo aprendemos que, si permitimos que los convencionalismos nos paralicen, acabamos por hacer sólo lo que los demás aprueban o lo que se espera de nosotros.

Y no me entendáis mal, yo respeto el libre albedrío y la forma en que cada uno decide vivir su vida. Pero como en esta vida hay de todo, también existen los que se quedan viendo los toros desde la barrera y ponen verde al torero (o al toro) e interiormente se mueren de rabia porque lo que realmente les gustaría es ocupar su lugar.

No soy aficionada a la tauromaquia, pero seguiré disfrutando de mis astados y de mi suerte (y de ese “algo más”). Y, si alguien desea tomar la alternativa (creo que se dice así)… 😀

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *