Sumisión financiera

¿Por qué se menosprecia tanto al moneyslave? Que lo haga yo con los míos es comprensible, forma parte de la humillación, pero la figura del moneyslave está muy mal vista en general.

Pero está mal vista de cara a la galería, que conste, que luego me entero de muchas cosas. Hay muchas Dóminas que públicamente rechazan este tipo de Dominación y nos ponen verdes a las que la ejercemos sin tapujos, para luego hacer sus pinitos (o intentarlo) por detrás.

Yo podría contar muchas cosas, pero no lo voy a hacer, allá cada una con su vida. Con lo fácil y bonito que es ser sincera… (y la de tiempo que nos ahorramos todos).

Pero vuelvo a citar al moneyslave, el sumiso con el fetiche de ser dominado financieramente o el sumiso que está dispuesto a complacer al Ama incluso de ese modo. No veo dónde está el escándalo.

Alguien me dijo que eso no es Dominación. Bueno, todos somos libres de tener una opinión, por supuesto, pero no tengo la menor duda de que mis esclavos están mucho más entregados a mi de ese modo, con mi control y mi atención a sus vidas, que si únicamente me dedicara a llamarles putitas y olvidarlos hasta la semana que viene.

Además, existe toda una serie de creencias erróneas respecto al moneyslave. Para empezar, del mismo modo que yo no acepto a cualquiera a mi servicio, un verdadero moneyslave no entrega su dinero a cualquiera. El moneyslave busca su sitio a los pies del Ama adecuada, no de cualquier Ama y, una vez encuentra su sitio, es el ser más feliz del mundo allí, no necesita buscar a otra ni aceptará los acosos de otras. A estos últimos se les llama de otro modo, igual que a estas últimas.

Y sí, es una ironía, pero ya sabéis, CruelDama vale más por lo que calla que por lo que cuenta 😉

Pero no pasa nada, yo sí acepto moneyslaves a mi servicio y no tengo absolutamente ningún problema en decirlo. Así que ya sabéis, me los mandáis a mi, yo los pruebo, me quedo con los que quiera y os dejo los demás, jajaja.

1 Comment

  1. Un esclavo del dinero es un esclavo del dinero por su propia voluntad – camina lejos de la relación en cualquier momento le gusta. No hay diferencia entre un esclavo que da a su amante en su tiempo en servicio a uno que da dinero – ambos tienen un valor a la señora y ambos son voluntariamente por el esclavo. La relación es simbiótica. Quienes fruncir el ceño a hagan de la ignorancia.

    Reply

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *