Correveidiles

No me gusta hablar mal de nadie, lo que hagan los demás es de su incumbencia. Puedo estar de acuerdo o no con lo que otros hagan, digan o piensen, del mismo modo que los demás conmigo, pero no es mi estilo ir por ahí malmetiendo, criticando y mucho menos calumniando a nadie, y podéis comprobar releyendo mis entradas antiguas que no hay alusiones despectivas hacia nadie.

Tampoco apruebo los comentarios venenosos. Admito críticas, pero no faltas de respeto, por eso tuve que establecer en su día la moderación de los comentarios que enviáis aquí para aprobarlos o eliminarlos (podría escribir un libro con todos los “piropos” que me dedican).

Y, del mismo modo que no me verás (o leerás) desacreditar a nadie, tampoco me gusta que vengas a mi con chismes marujiles. Soy lo suficientemente inteligente como para saber cómo es cada uno y me fío más de mis impresiones que de tus comentarios envenenados.

Cuando algún sumiso viene a mi hablando mal de otras Dóminas para intentar ganarse mi favor, es evidente que lo mismo hará con cada una y eso sólo significa no sólo que no eres digno de confianza, sino que además eres mala persona. Claro que esto no se limita a un único rol, que en todas partes cuecen habas 🙂

No me gustan los correveidiles y no me fío de la gente que sólo sabe hablar mal de los demás. Antes de ir a airear los trapos sucios de nadie, ¿por qué no miras los tuyos? Yo no soy perfecta, los demás no son perfectos, pero tú tampoco.

3 Comments

  1. Para mi el correveidiles es el bocazas con complejo de inferioridad que pretende superarlo con afan de notoriedad,…no sabe guardarse la intimidad y al hacerlo publico supone que sera mas apreciado, cree que al comentar chismes se integrara mejor en el entorno.
    A los que hablan mal de los demás, les llamo hipócritas y por supuesto maleducados.
    Cuando se juntan la hipocresía con el afán de notoriedad estamos ante un paranoico social.
    Beso sus pies

    Reply
  2. Muy bien dicho. Me crié a la regla que si no tienes nada agradable que decir acerca de alguien y luego no digas nada y si tienes que decir algo dilo a la cara de la persona, nunca a sus espaldas.

    Reply
  3. Ya te digo. la gente que sólo sabe hablar mal de los demás. hay mas de los que creemos.
    Yo lei un pequeño libro llamado GENTE TOXICA.
    No es que fuese algo revelador su lectura, pero te refresca como mantenerte al margen de este tipo de gente o personas
    Y tener un pensamiento positivo sin caer en la envidia, odio y ese tipo de sentiminetos nada buenos.

    Reply

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *