Fiestas, reuniones y eventos

Me preguntáis cuándo organizaré yo un evento FemDom. Es difícil contestar a eso porque no es que no me apetezca, me encanta reunirme con vosotros en las fiestas que hay, pero en Madrid algo así no suele tener una participación masiva. No lo descarto, al contrario, acepto propuestas y estaré encantada de escuchar vuestras posibles colaboraciones mientras disfruto de los eventos que ya hay, pues tengo demasiadas cosas en marcha en estos momentos y ese sólo es un proyecto más que tal vez no llegue a materializarse aunque, como digo, acepto propuestas. También tengo presente que muchos os quejáis de que no hay FemDom y BDSM real en Madrid y, cuando lo hay, no aparecéis. ¿O es que pensáis que los locales que había fueron cerrando porque les apetecía? Respeto que no os atreváis a asistir y optéis por vivirlo en privado, pero entonces no comprendo las quejas. Yo seguiré asistiendo a las fiestas que me sea posible. Disfruto mucho cuando coincido con amistades y conociendo en persona a gente con la que tengo contacto online. Apoyo y agradezco a toda esa gente estupenda con iniciativas y participación activa en nuestra...

Blandishments

I’m not prone to flattery. I compliment those who really deserve it, casually are usually other Dommes. Few. No praises dedicated to everybody. I don’t like people come to me with pretty words to win my favor if they are not true. I am appalled at the hypocrisy. It is easy to distinguish between heartfelt words and other cunning that come with smiles as false as their carriers.If I admire you, I’ll tell you, but if I have no reason to admire you, I will not. More than one has bothered with me for not returning a compliment or not following the game of falsehood in public. I can be diplomatic, smile and thank some flattering words, but I’m not so cynical as to say what I don’t think. Sometimes I bite my tongue because, above all, I am a Lady 🙂 Normally, when someone brags about “if I have something bad to say about you, I’ll tell you to your face“, it means that they’re rude. I prefer to abstain. If I have nothing good to say about you, I will not talk about you. Unless your attitude is bothering me, because in that case I’ll let you know assertively, without stress or insult.And the same with regard to my slaves. I can dedicate a smile or reward them in other ways, it is very rare I tell them too emphatically they’ve done something good, but they know me and know exactly if I’m bothered or pleased.I may like a comment, but I know what I’m worth, plus I know my flaws, so it’s not easy to appeal to my vanity.But I like a sincere compliment, a...

Zalamerías

No soy proclive a adulaciones. Halago a quien realmente lo merece, casualmente suelen ser otras Dominantes. Pocas. No dedico elogios a cualquiera. Tampoco me gusta que vengan a mi con palabras bonitas para ganarse mi favor si no son ciertas. Me horroriza la hipocresía. Es fácil distinguir unas palabras sinceras de otras ladinas que vienen con sonrisas tan falsas como sus portadores. Si te admiro, te lo diré, pero si no tengo motivos para admirarte, no lo haré. Más de una se ha molestado conmigo por no devolverle un cumplido o por no seguir el juego de la mentira en público. Puedo ser diplomática, sonreír y agradecer unas palabras halagüeñas, pero no soy tan cínica como para decir lo que no pienso. A veces me muerdo la lengua porque, ante todo, soy una Dama 🙂 Cuando alguien alardea de “si tengo que decirte algo malo, te lo diré a la cara”, normalmente significa que son unos groseros. Yo prefiero abstenerme. Si no tengo nada bueno que decir sobre ti, no hablaré sobre ti. A no ser que tu actitud me esté molestando, ya que en ese caso, te lo haré saber con asertividad, sin insistir ni insultar. Y lo mismo en lo que atañe a mis esclavos. Puedo dedicarles una sonrisa o premiarlos de otros modos, es muy raro que les diga con demasiado énfasis que han hecho algo bien, pero me conocen y saben perfectamente si estoy molesta o complacida. Me puede gustar algún comentario, pero sé lo que valgo, además de que conozco mis defectos, así que no es fácil apelar a mi vanidad. Pero me gusta...

Money and Domination

I love reactions when you read me. There are them of all kinds: some you are surprised that I am so clear talking about anything, other you alter with my sincerity taking my posts as a type of attack to who know against what or whom, others you like what you read and even some discovers some other things. You can agree with me or not, share or refuse my lifestyle, but this is my blog, not the blog of “a woman writing what you want to read to masturbate at ease.” And I know a few do it anyway, maybe because my words are exactly what you expect to hear/read, or because you go hot and a couple of suggestive photos end in that inevitable ejaculation, my vicious dogs.What may surprise when you discover this space is that I am not the typical Financial Domme demanding money. Money, money, money… money fascinates me, excites me, awakens my instincts, I am passionate about the power it gives me when I demand it and get in exchange for what I want (maybe nothing). But that money you offer me is accompanied by many other things, although sometimes I take it from some pooch and want nothing else from him.But my necklace is not for sale, my necklace means a lot of effort from you and fails the first to appear. And that’s what matters to me. I reject your money if it comes on the heels of demands. That’s no Domination for me, it is when I do my will. I don’t conceive Domination if I have to adapt myself to exchange for money. For me it is not a...

Dinero y Dominación

Me encantan las reacciones cuando me leéis. Las hay de todo tipo: unos os sorprendéis de que sea tan clara hablando de cualquier cosa, otros os alteráis con mi sinceridad tomando mis posts como algún tipo de ataque a saber contra qué o contra quién, a otros os gusta lo que leéis y hasta alguno descubre alguna que otra cosa. Podéis estar de acuerdo conmigo o no, compartir o rechazar mi estilo de vida, pero este es mi blog, no el blog de “mujer que escribe lo que queréis leer para masturbaros a gusto”. Y sé que unos cuantos lo hacéis de todos modos, tal vez porque mis palabras son exactamente las que esperáis escuchar/leer, o bien  porque vais como motos y un par de fotos sugerentes acaban en esa inevitable eyaculación, mis perrillos viciosos. Lo que suele sorprender a los que descubrís este espacio es que no soy la típica Ama Financiera que demanda dinero. Dinero, dinero, dinero… me fascina el dinero, me excita, despierta mis instintos, me apasiona el poder que me da cuando lo exijo y lo obtengo a cambio de lo que me apetezca (tal vez nada). Pero ese dinero que me ofrecéis va acompañado de muchas otras cosas, si bien es cierto que alguna vez lo tomo de algún chucho y no deseo nada más de él. Pero mi collar no está en venta, mi collar significa mucho esfuerzo por vuestra parte y no lo consigue cualquiera. Y eso es lo importante para mi. Rechazo vuestro dinero si viene de la mano de exigencias. Eso no es Dominación para mi, lo es cuando soy...