¡Vamos a la mazmorra!

Ha sido una semana muy dinámica y con muchas novedades. Pero ya es fin de semana y esta noche hay fiesta en la mazmorra, donde nos podremos reunir para charlar de nuestras cositas, jugar a lo que nos apetezca y conocer a los que vienen por primera vez a visitar El Oasis Del Sado.

Tengo muchas ganas de reestrenar mi rebenque, que sufrió un pequeño accidente hace poco, pero ya está como nuevo y preparado para toda la acción que haga falta. Ayer salió del taller de SR-Leather y quiero dejar constancia de mi agradecimiento a los propietarios, que fueron tan amables de repararlo y dejarlo incluso mejor que antes. Y, si ya antes era uno de mis juguetitos preferidos, imagino a más de uno temblando al volver a verlo en mis manos 😀

Lo habéis adivinado, me encanta el spanking, ir pintando marcas y colores en el lienzo de una piel, el sonido del restallar de un látigo, una fusta, un rebenque, una palmeta, una pala, un flogger, una vara, mi mano… sentir, escuchar, saborear…

Pero en la mazmorra se pueden hacer las prácticas que los asistentes deseen, las instalaciones son perfectas para hacer suspensiones, watersports, spanking en la cruz, cepo, cama con inmovilización, los fetichistas de pies y calzado estarán en su salsa con las Dóminas que allí estaremos. Podría seguir, la lista de prácticas a las que se presta la mazmorra son interminables, pero, evidentemente, si deseáis hacer otras, allí encontraréis el ambiente perfecto para llevarlas a cabo. ¿Humillación pública, facesitting, CBT, pet-play, momificación, feminización… o simplemente observar a los que juegan? Cualquier cosa puede pasar con El Oasis Del Sado 😉

1 Comment

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *