Mirada interior

La de vueltas que da la vida. Hace tan sólo un par de años no me imaginaba que acabaría organizando eventos BDSM y aquí estoy, siendo la co-anfitriona de fiestas privadas cada fin de semana. Tuve varios esclavos 24/7 que parecía que se quedarían a mi servicio para siempre y desde hace tres años tengo a mi perra fiel. Hace años (unos cuantos) era amateur en la Dominación y ahora estoy listada en infinidad de directorios FemDom de todo el mundo.

Evolucionamos hacia donde deseamos hacerlo, evidentemente, salvando obstáculos, luchando por lo que deseamos, viviendo cada etapa que se presenta y aprendiendo de cada paso que damos.

Por mi vida ha pasado gente de todo tipo, etnias, niveles socioculturales, nacionalidades, poderes adquisitivos, personalidades… y de todos ellos he sacado algo muy valioso: experiencia. Y aún tengo muchísimo por aprender e innumerables aventuras que vivir. Cada episodio me proporciona matices diferentes y disfruto de todo lo bueno que encuentro en mi camino.

¿Hedonista? Tal vez, si dentro de la definición incluimos el sadismo y la Dominación (cosas a las que no estoy dispuesta a renunciar, epicúreos y cirenaicos aparte), aunque no me considero una eterna buscadora de la felicidad, sino que me deleito en cada gota de ella. Creo que no es necesario buscarla (¡qué estrés!), la obtenemos si sabemos percibirla.

¿Qué hará CruelDama dentro de cinco o diez años? No puedo asegurarlo, lógicamente, pero probablemente estará rodeada de esclavos que la servirán proporcionándole millones de gotas de felicidad.

Por cierto, conozco a alguien que está escribiendo un libro sobre la felicidad, lo malo es que se pierde en la teórica y se olvida de vivir esa felicidad que deja que se escurra entre sus dedos. Pero es su elección, yo tengo la mía.

2 Comments

  1. Que lindo es leer sobre tu evolucion, Cruel Dama. Los sueños se hacen realidad, si realmente estás dispuesta a cumplirlos.

    Reply

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *