Es sencillo

Mi vida es mía y no tengo que dar explicaciones a nadie de lo que hago. Para llegar a donde estoy he luchado mucho, incluso conmigo misma.

Si vienes a mi es porque has decidido hacerlo por tu propia voluntad, ya sea en calidad de amistad o de siervo, pues no deseo a mis pies o a mi lado a nadie que no desee estar ahí.

Si me buscas sólo cuando a ti te conviene o te apetece, llegará un momento en el que te darás de bruces contra mi puerta, aunque a veces es divertido hacer como si no me diera cuenta y ver hasta dónde son capaces de llegar algunos… y algunas 🙂

Por las buenas soy un encanto, por las malas te apartaré de mi camino.

No acostumbro a ser arrogante pero, a estas alturas de mi vida, mi paciencia con las tonterías es poca y tengo muy claro que hay gente muy prescindible.

Mi educación me permite sentirme cómoda en cualquier entorno social, desde los clubes más exclusivos a las mazmorras más recónditas, siempre ávida de conocimiento y de diversión, capaz de encontrar una gota de felicidad en los sitios y de los modos más insospechados.

Precisamente por eso, porque mi vida es mía y hago de ella lo que me da la gana 🙂

Por cierto, ¡feliz día internacional del Spanking a todos!

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *