Sin tonterías

Hay sumisos que desaparecieron de mi vida de formas un tanto peculiares y de repente reaparecen pretendiendo formar parte de mis amistades. Hay “amistades” que dibujan una gran sonrisa cuando me ven y vomitan veneno en cuanto doy media vuelta. Hay gente que me esquiva en público e intenta acercamientos a escondidas…

Procuro llevarme bien con todo el mundo pues, aunque no todo el mundo me cae bien, no soy de ir dramatizando por donde paso, todo lo contrario. Los dramas consumen mucha energía y prefiero utilizar mis energías de formas más placenteras. Pero no soy hipócrita. Me basta con esquivar lo que no me gusta de un modo discreto.

No me interesan las personas que sólo aportan negatividad, ni las que vienen a que les resuelva sus vidas, pues yo tengo mis propias responsabilidades.

Si vienes a mi, hazlo sin tonterías, misterios, dramas o dobleces, comprobarás que en mi no encontrarás ninguna de esas cosas. Si te ganas mi confianza, obtendrás mucho más de lo que imaginas, de lo contrario, no conseguirás nada de nada.

La vida es demasiado bonita como para estropearla con tonterías. Al menos la mía 🙂

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *