De buen humor

¿A vosotros no os pasa que hay días en que todo parece un poco absurdo? Creo que hoy tengo uno de esos días. Todo me hace sonreír.

Me he reído mientras firmaba la entrega del envío que el cartero traía para mi. No sé qué habrá pensado, creo que su atención estaba más centrada en mi escote.

Si él supiera qué había en la caja que me trajo…

No sé nada de su vida, ni me interesa. Su relación conmigo se limita a “buenos días”, “aquí tiene”, “gracias” y poco más. Una mujer sabe cuándo alguien se siente atraido por ella, sabe fomentar esa atracción o cortarla de raíz si eso es lo que desea. Y a este caso le correspondía la segunda opción.

En días como hoy suelo acabar descargando mis buenas dosis de sadismo sobre algún afortunado. Tengo que estrenar el contenido del paquete y no puedo dejar de sonreír sabiendo que más de uno se postulará como voluntario 😀

1 Comment

  1. ¿Días de buen humor como días especialmente dedicados al sadismo? Interesante… 🙂 Y sí, efectivamente, cuando uno recibe un paquete suele sonreír porque es algo que espera con ganas pero si encima el objeto recibido es para usarlo de cierto modo, la sonrisa es aún mayor 😉

    Reply

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *