La cuadra

No necesito alardear de propiedades, es más, cuando me preguntáis cuántos esclavos tengo, sonrío y contesto: algunos 😉

Aunque soy una firme partidaria del sistema de cuadras (una Dama se divierte de muchas maneras distintas), lo que no soy es una coleccionista. Mejor calidad que cantidad. Siempre.

¿Para qué quiero una docena de clones babeándome por las redes sociales si no me van a aportar nada más?

No, no colecciono chuchos. Entrevisto a muchos, pruebo a unos cuantos… pero sólo me quedo con los mejores. Y a esos, a los que llevan mi collar, no los veréis perdiendo el tiempo por ahí. Están demasiado ocupados 😀

Hay quien se imagina una cuadra literal, donde los amontono y los saco de vez en cuando para jugar, jajaja. No, mi cuadra está compuesta por gente real, esclavos de verdad, con una vida y unas obligaciones laborales y familiares como las de todo el mundo. Pero saben a quién se deben, a quién han de rendir cuentas y sólo se arrodillan a un chasquido de mis dedos (aunque haya quienes intentan robar alguno de vez en cuando) 🙂

1 Comment

  1. Así se habla Sra en pocas palabras ah dicho muchas verdades y callado muchas bocas para mi es un gran honor tenerla como amiga (aunque sea lejana pero con cercanía de fiestas y juegos )

    Reply

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *