Erase una vez…

Un día alguien, buscando salas de chat para dar un poco de salsa a su aburrida vida cotidiana, encuentra a otros que hablan de algo llamado BDSM. Al principio se asusta un poco ante la mención de sadomasoquismo (hay gente tan rara por internet… ), pero algo consigue atrapar su atención, le atrae “probar” un poquito de esas mieles prohibidas de forma totalmente anónima, con un simple nick que ni siquiera piensa registrar, o con otros mil nicks diferentes con los que puede fisgonear sin que su identidad se vea comprometida. Observa a los usuarios, pero está fascinado con toda una serie de reglas y comportamientos que, los que parecen más entendidos, respetan a rajatabla e incluso exigen a los demás. Su mente vuela y sus genitales responden de manera sorprendente ante la posibilidad de lo prohibido, pero no se atreve más que a algún que otro intercambio de privados con otros curiosos calentorros y que no se repiten tras la oportuna eyaculación, aunque a veces alguno es bastante torpe y tiene que recurrir al onanismo solitario tras ese privado fallido. Pero todo un mundo nuevo se ha abierto a sus ojos y decide investigar. ¿Cuál es mi rol? ¿Tengo rol? ¿Por qué me tratan de usted si yo no he dicho nada? Cuando se informa de que la inicial en mayúscula es indicativo del rol Dominante, prueba a entrar con todo su nick en minúsculas, a ver qué pasa. Le gusta dejarse hacer, que otros tengan la iniciativa, pero se da cuenta de que con la mayúscula lo reciben con más educación. Y así va probando hasta que...

Pruebas muy amenas

El otro día tuve un episodio muy divertido. Ya os he contado que quiero hacer algún video y, de la guisa de la foto, hice una grabación corta con uno de mis chuchos. El caso es que la acción transcurre cuando salgo del ascensor, recorro el pasillo y entro en cierto apartamento. Pero no iba a ser todo tan fácil 😉 Cuando subo al ascensor, intento abrir la puerta para salir y ser grabada y noto que alguien lo ha llamado desde otro piso. Dejo que adivinéis qué pasó ahí, pero cuando conseguí volver a mi planta, desde el apartamento de enfrente nos observaban por la mirilla. No sé qué caras pondrían porque no llegaron a abrir. Tampoco sé qué pensarían al escuchar los latigazos, o cuando veían mi lento taconeo por el pasillo, o cuando descubrieron a otra persona grabándome detrás, portando un hermoso collar de propiedad. No esperaba encontrarme a nadie, era de madrugada en un día lectivo, pero estoy segura de que se lo pasaron divinamente haciendo conjeturas sobre la escena. En fin, siempre hay imprevistos y sólo era una prueba. Habrá que buscar otra localización...

Aterrizar en la realidad

No todos, pero muchos de los que afirman desear entregarse totalmente, e incluso vivir en 24/7, no saben lo que dicen. Está muy bien fantasear, imaginarse cómo sería tal o cual cosa, pero un esclavo total no sólo tiene que estar preparado para ello, sino que tiene que sentirlo de verdad (y no únicamente pensarlo en esos ratitos de calentón). Hay momentos muy duros en los que no es posible aplazar una tarea y descansar un rato si el Ama desea que algo sea acatado inmediatamente; tampoco dispondrás de tu tiempo a tu antojo, ya que será de ella; no podrás tomarte una cervecita mirando el partido si ella desea ir de compras o un masaje de pies relajante; tus necesidades sexuales pasarán a estar bajo el control del Ama y tampoco se te prestará atención cuando tu lo desees, sino cuando ella quiera. No es un cuento de hadas donde todos tus sueños de ser usado se hacen realidad, es la realidad donde tal vez alguna de tus fantasías se llegue a materializar. Y no es suficiente con desear servir a una Señora, sino renunciar a muchas de tus costumbres para convertirte en propiedad, aparcar tu ego priorizando sus deseos y necesidades y aprender a vivir en segundo plano. ¿A que no era exactamente eso lo que pensabas? 😀 Me proponéis 24/7 sin siquiera conocerme en persona y sin que yo os conozca a vosotros, ¿creéis que eso es coherente? Y aún conociéndome, alguno llegó a comprar muebles y electrodomésticos para una supuesta casa en la que iba a vivir conmigo porque era la mujer de su vida (desapareciendo...

Una oferta diferente

Estoy colaborando en la búsqueda de un sumiso dispuesto a someterse y entregarse a una pareja D/s. El interesado deberá vivir en Madrid o, en su defecto, desplazarse cuando sea requerido. Esta pareja de la que hablo son personas muy serias y tienen muy claro lo que quieren, pero parece que no resulta fácil encontrar al sumiso real que se adapte a sus deseos. Este blog no es de contactos, ni mucho menos, sin embargo seré una parte activa en el tema del que os hablo, ya que de algún modo tutelaré a ese sumiso ayudando con su adiestramiento. El tiene años de experiencia real (con sumisas) y es heterosexual y ella es novata en el arte de la Dominación. Los aprecio mucho a los dos, de ahí mi apoyo a ambos. Son gente estupenda, os aseguro que el elegido estará en buenas manos. Se da la circunstancia de que viven fuera de Madrid, por lo que el contacto real con el siervo sería una vez al mes, aunque con control y contacto diario por otros medios. No desean un esclavo 24/7 (leed bien), y tampoco sería mío, sino de ellos, ya que yo colaboraré sólo al principio. Mis amigos desean construir una relación de larga duración con su futuro sumiso. El que esté interesado en la propuesta puede ponerse en contacto conmigo en mi correo y le daré más datos de todo esto. Es una oportunidad fantástica para todos los que deseáis una relación D/s real, aunque no sea la acostumbrada Ama/esclavo, sino Amo/Ama/esclavo. Pero ahora no vengáis a marearme con que os ayude a todos con vuestras búsquedas, que...

Collares de prueba

En FemDom y BDSM existe muchísima elasticidad, pocas cosas hay cuadriculadas y herméticas. Aquí vendría la consabida frase “cada persona es un mundo” que, por cierto, si nos atenemos a dicha frase, jamás crearíamos debate. A veces hay que generalizar para exponer hechos o circunstancias, de lo contrario sellaríamos cualquier pregunta con esas palabras como contestación. Y, como este es mi blog, aquí expongo mis opiniones y mis maneras de hacer. Hay otras muy respetables y algunas completamente opuestas, pero estás en el blog de CruelDama, así que… 😀 Hay quienes se sorprenden cuando afirmo que no creo en los collares de prueba. Sí existe un período de adaptación mutua, en el que me tomo un tiempo para conocer al aspirante a servirme y en el que el potencial siervo me conoce. En esta etapa comprobamos si existe afinidad y si surge esa magia imprescindible para la confianza y la complicidad, que serán las bases de la relación. Si decido conceder mi collar, lo hago cuando lo considero oportuno, que tampoco hay un tiempo prefijado para el período de adaptación. Con unos las cosas van despacio y con otros esa “magia” es palpable desde el principio. Pero ¿un collar de prueba? O impongo un collar o no lo impongo. Cuando lo concedo es porque estoy segura de que deseo a ese esclavo para mi, de lo contrario jamás lo haré, ni alentaré al sumiso a seguir “probando”. ¿Es que cuando un sumiso que portaba un collar de prueba y al fin consigue el collar de propiedad de su Ama ya no tiene que seguir esforzándose cada día? No creo en...

Mis perrillos

El fin de semana ha sido movidito. El sábado tocó paseo por el centro y cena con mi clown y el domingo compras y cena casera con mi magic. Tuve que cancelar la salida del viernes con mi sierva, pero la compensaré porque se lo merece por su paciencia infinita y porque nunca se queja de nada, es una buena esclava y siempre tiene una sonrisa para mi en cualquier circunstancia. Mi relación con clown es peculiar, despierta en mi cosas tan dispares como ternura y sadismo. A veces lo achucho y otras lo mataría, pero es un ser maravilloso que siempre está y estará pase lo que pase; es mi perro san bernardo, grandote, fiel y siempre dispuesto a cuidarme. Con magic me siento cómoda, es como un osito (osote más bien, los diminutivos no son muy adecuados para describirlo) con el que existe complicidad y morbo a partes iguales. Me cuida, me mima, me sirve y me adora como sólo él sabe hacerlo. Hay muchos proyectos en marcha y vamos salvando obstáculos paso a paso. Mi larva ha estado un poco relegado, pero pronto será requerido porque nunca me olvido de ninguno. Y de los demás me reservo los comentarios, hay cosas que ni a mi blog/diario le confío. Resumiré diciendo que estoy orgullosa de todos y cada uno y me siento afortunada de poseerlos. (Calma, los ataques de ñoñería se me pasan pronto...