Un poquito de sarcasmo

Leo frases tan maravillosas como: “Estoy dispuesto a trasladarme”, “todo lo que necesito es un poco de espacio en su casa”, “me encantaría estar atado en su mazmorra”, “me vuelve loco su atuendo”… Tenemos que tener una mazmorra muy bien equipada, ropa y calzado fetish espectaculares (que se pagan solos, claro, tenemos un árbol en el jardín de nuestras mansiones donde nacen nuevas prendas cada mañana y los mandamos allí a recogerlas). ¿A quién se le ocurre pensar en el dinero cuando ellos ya nos entregan toda su sumisión? Ah, eso sí, si no les gusta cualquier cosa desaparecerán a la francesa para buscar fortuna en otros lares. La imaginación de algunos es realmente prolífica. Como somos Amas, no necesitamos ni comer, nos basta con la sumisión de los esclavos que instalaremos en nuestra casa 😉 Y, ni que decir tiene, si se nos pasa por la cabeza el tema del dinero, es que somos unas zorras interesadas y codiciosas. Todo eso está muy bien. Casa gratis, manutención gratis, mazmorra y vestuario fetish para que el privilegiado se llene la vista con cosas preciosas… a cambio de que les hagan todo lo que les gusta que les hagan. ¡Y que viva la sumisión! :))) Que el dinero sea para algunos y algunas un fetiche no lo tomamos en consideración, por supuesto. ¡Qué tontería! PD- Lo de los patéticos intentos de manipulación emocional lo dejo para otro...

Noche de emociones

La fiesta de anoche fue como esperaba. Un magnífico reencuentro con esas amistades con las que siempre se está a gusto y encantada de conocer a las nuevas incorporaciones. El título de mi entrada tiene su miga (NeFeR, tú me entiendes, mil besos). Pero no me enrollo más, aquí van unas imágenes...

¡Fiesta, fiesta, fiesta!

Esta noche… ¡fiesta! Estamos ultimando los preparativos para recibiros a todos esta noche en la mazmorra y no quiero desvelar nada, pero este evento será muy especial 😉 Como de costumbre, inmortalizaremos algunos momentos que prometen ser fabulosos. Mañana habrá alguna foto aquí mismo. Y hoy no os contaré mucho más, tengo el día bastante saturado y quiero dejar todo listo para que la velada sea magnífica. ¡Nos vemos esta noche en la...

La cuadra

No necesito alardear de propiedades, es más, cuando me preguntáis cuántos esclavos tengo, sonrío y contesto: algunos 😉 Aunque soy una firme partidaria del sistema de cuadras (una Dama se divierte de muchas maneras distintas), lo que no soy es una coleccionista. Mejor calidad que cantidad. Siempre. ¿Para qué quiero una docena de clones babeándome por las redes sociales si no me van a aportar nada más? No, no colecciono chuchos. Entrevisto a muchos, pruebo a unos cuantos… pero sólo me quedo con los mejores. Y a esos, a los que llevan mi collar, no los veréis perdiendo el tiempo por ahí. Están demasiado ocupados 😀 Hay quien se imagina una cuadra literal, donde los amontono y los saco de vez en cuando para jugar, jajaja. No, mi cuadra está compuesta por gente real, esclavos de verdad, con una vida y unas obligaciones laborales y familiares como las de todo el mundo. Pero saben a quién se deben, a quién han de rendir cuentas y sólo se arrodillan a un chasquido de mis dedos (aunque haya quienes intentan robar alguno de vez en cuando)...

Ser positiva

Tenéis razón, mis letras transmiten positividad. Por supuesto, soy una mujer muy positiva y me encanta disfrutar de mi vida. Pero soy humana y, como tal, esta Diosa de carne y hueso tiene sus momentos. Eso sí, los malos me duran poco 😀 ¿Por qué voy a perder mi tiempo con amarguras habiendo tanto por hacer? ¿Cómo voy a permitir que cualquier tontería me paralice habiendo tanto por vivir? No soy un cliché. Ni soy una amargada que está de mal humor todo el día mirando al mundo por encima del hombro, ni grito sandeces para que todos vean lo que se supone que soy. Creo que el detalle es precisamente ese: que no soy lo que se supone que tengo que ser, soy yo misma. Mi sonrisa sólo desaparece cuando me tengo que poner seria y puedo decir que incluso en algunas sesiones me río muchísimo. Algunos dicen que mi sonrisa azotando y torturando es todo un poema, que se nota cuánto lo disfruto. Y sé que es cierto. La cara de felicidad es difícil de ocultar. Aunque también tengo una maravillosa cara de pocker durante una presión psicológica y, por supuesto, cuando impongo un castigo. Pero a las Diosas humanas también nos afectan los problemas. Ocurre que lo de airearlos y lloriquear no es para mi, prefiero resolverlos y seguir avanzando...

Sin parar

A sólo tres días de la fiesta en la mazmorra, estoy dejando muchos cabos atados y mucho trabajo en la administración de mis sites para poder desconectar de todo y disfrutar de esa noche del viernes con todos los que vengáis. Pero no olvidéis que mi cuenta PayPal y mi wish-list de Amazon jamás están desconectadas, chuchillos. Es estupendo que las mantengáis activas 😀 Después de este fin de semana retomaré un montón de cosas que he ido aparcando por dar prioridad a otras más importantes. Y en eso consiste todo, en tener claras nuestras prioridades y postergar lo menos urgente. Sobre todo cuando se nos acumulan los proyectos o las circunstancias así lo requieren. También tengo un viaje pendiente, uno de esos que siempre aplazamos, y creo que es hora de organizarlo y materializarlo. ¡Uf, necesito días de 30 horas y no sólo 24! jajaja. En fin, confiaré en las palabras de una buena amiga: una Dómina ocupada es una Dómina con éxito...