Red social FemDom

Os invito a una red social diferente, aunque algunos ya la conocéis. Pero es en inglés así que, los que no habláis ese idioma, siempre podéis recurrir al Google’s Translator. La FemDommeSociety es una página FemDom, con jerarquías muy definidas, donde encontraréis Mujeres y siervos de todo el mundo. Como en toda red social, existen unas normas básicas de respeto, además de protocolo en las formas. Este espacio está considerado por algunos como un sitio demasiado radical. Por supuesto, nadie está obligado a entrar y la intención no es ofender a nadie, sino compartir un estilo de vida muy concreto e interactuar con gente afín de todo el globo. Es un lugar en principio gratuito, pero es una red social privada y existen unas cuotas (opcionales) que permiten el acceso a todas las secciones, aunque sin pagar también se puede entrar en las básicas. Para mi es un lugar divertido y ameno en el que me reúno con Amigas y conocidos de todas partes y en el que nunca he tenido ningún altercado con nadie, cosa que no puedo decir de otras redes sociales. Os invito a echar un vistazo, podéis entrar mediante este mismo enlace, FemDommeSociety, que os registra con mi número de referencia. Y, a quien no le guste por la razón que sea, repito que no tiene obligación de nada, ni siquiera de entrar...

Hablar FemDom

Hoy quiero agradecer a TALKFEMDOM su apoyo e interés en mi blog. Es una página realmente interesante y probablemente a muchos os gustará visitarla, así que aquí queda mi invitación para que os asoméis a un buen blog FemDom: http://talkfemdom.com/ Pronto habrá novedades, así que espero vuestros comentarios también allí. Siempre podéis encontrar el enlace en la columna de la derecha, entre los blogs que sigo. A los que no habláis inglés os advierto que está en ese idioma y el traductor de Google no es perfecto, pero ayuda un poquito. Y respecto al post de ayer… Lo cierto es que, aunque hubo un record de visitas, esperaba algo más de participación, pero parece que sólo Mistress Roxy (como buena Dama del FemDom) y la encantadora Roxandra se animaron. Hubo un par de comentarios en Facebook, pero “yo quiero” y “me encanta esa máscara” son más indicativos de que lo único que ven es la foto que acompaña a las entradas 🙂 Sé que muchos no pensáis como yo, que la mayoría nunca participáis y que a otros os da miedo posicionaros con un comentario claro y directo. Lo respeto, pero a modo de apunte os diré que no duele, aunque lo que sí es cierto es que otros podrían leerlo y probablemente ese sea el motivo de la abstención: lo que los demás puedan pensar si dejáis un comentario aquí. Yo seguiré dejando mis opiniones y leyendo esos otros blogs estupendos de gente que también habla/escribe públicamente. ¡Ah, gracias a todos por vuestras visitas, que el marcador ya supera los doscientos mil!...

Matriarcado

Aunque estamos lejos de que la sociedad en general admita cualquier otro tipo de alternativa que no sea el patriarcado, si observamos con atención, hay toda una serie de términos que suenan cada día con más fuerza. Y en muchos casos no sólo suenan, sino que son un hecho. Pero es un hecho en determinados círculos y quienes lo vivimos de forma natural somos tremendamente atacados y tergiversados, llegando a ser objeto de insultos y acusaciones sin sentido. Estoy hablando de palabras tan bonitas como matriarcado, ginarquía, ginecocracia o ginocracia. Poner estos términos sobre la mesa significa ser tildada de feminazi. Pero claro, dichos piropos vienen de quienes vienen, es decir, de aquéllos que son incapaces de admitir que hay vida más allá de sus narices y cualquier cosa que no esté dentro de sus parámetros conocidos, masticados y digeridos, es un ataque a su ¿hombría? Ay, no sé, pero algo raro pasa en esas cabecitas que tanto se alteran con la diversidad. El matriarcado es algo tan sencillo como la sustitución de la figura masculina por la femenina en cuanto a liderazgo político, autoridad moral y control de la propiedad. Si eso es ser feminazi, ¿cuál es el término equivalente a la figura patriarcal actual? En fin, no seré yo quien insulte a nadie, pues pienso que todos tenemos derecho a vivir como deseamos y ser respetados. Sin embargo os remito a otro de mis posts, el que publiqué el 21 de abril, que habla por sí solo: ¿Quién es el nazi? Misoginia desquiciada Ah, hay otra palabra preciosa, poliandria. ¿No os parece divina?...

Hablando claro

Las reacciones al post de ayer eran bastante predecibles y no se hicieron esperar. Hubo mensajes maravillosos de Amas y sumisos, pero también insultos y una rabia mal contenida expresada en palabras que destilaban puro veneno. No voy a darles más importancia de la que tienen (ninguna), pero lo menciono de todos modos aún sin dar nicks (me precio de tener un poquito más de clase que todo eso) porque no hicieron más que demostrar lo que escribí ayer. Soy una mujer educada y mi autocontrol sí es importante para mi, la sonrisa rara vez abandona mis labios porque no considero necesario montar numeritos ni perder la compostura ante ataques externos banales. No voy a entrar en el juego de descalificaciones personales ni en peleas estúpidas. ¡Si hasta el otro día dejé marchar a una carterista que pillé con la mano en mi bolso sin más que una mirada de desprecio! (bueno, eso y una bronca por parte de mi perrillo) jajaja. Quedaron muchas cosas por decir, pues la Dominación Financiera es un tema muy amplio, no se trata de, como muchos piensan, rapiñar y mendigar dinero porque sí, sino que es una más de las exigencias (que ambas partes disfrutan) en la relación. Pero tampoco esto es un consultorio ni un aula, así que el que esté interesado en ello, que se informe. Dejo un especial abrazo a dos Damas con sendos blogs que recomiendo encarecidamente, Mistress Roxy y Brigitte Mac Personn y, por supuesto, un beso a mis niñas, todas esas sissies estupendas que siempre están ahí,...

La evolución sexual del Poder

En la mayoría de las especies animales, la selección sexual se basa en la fuerza. Los machos compiten ante la hembra y los más dotados físicamente son los que al final obtienen la opción de aparearse. Los etólogos han demostrado que, por ejemplo, en los chimpancés la hembra elige si desea tener relaciones sexuales o no con el victorioso competidor. La victoria obtenida por un macho no lleva implícito el apareamiento con la hembra que elija, sino que tendrá que desarrollar un cierto cortejo para ser aceptado por ella. En definitiva, es el sexo femenino quien tiene el poder de decisión. Los machos compiten entre ellos para conseguir el primer escalón en la pirámide social, suponiendo que de esa forma la hembra los admirará y les permitirá desahogar sus instintos sexuales. Cuando consigue copular se siente el más poderoso de la comunidad. ¿Es realmente el macho el dominante? En las sociedades humanas de nuestro siglo las mujeres competimos también en la pirámide socio-económica y nuestra innegable independencia hace que los varones necesiten aprender nuevas técnicas de cortejo para poder seducirnos. ¿Qué probabilidades de éxito tiene un macho prepotente? Hay humanas que admiran la mayor fuerza física del hombre, pero esa sólo es una característica más que se puede usar para fines más creativos con la dirección adecuada 😀 Todavía quedan maltratadores, educados con costumbres machistas y que consideran “normal” humillar a la mujer, pero los tiempos están cambiando y cada vez hay más gente que considera que lo admirable es la inteligencia, entre otras muchas cosas...

La comunidad habla

No pensaba volver sobre el mismo tema, pero no puedo omitir que estoy encantada con la comunidad FemDom internacional (y parte de la comunidad BDSM). He recibido innumerables muestras de cariño de grandes Damas de la escena y el lifestyle y entrañables mensajes de sumisos y esclavos de todo el mundo. Os aseguro que para mi el tipo de acontecimientos a los que he hecho mención estos días no son una novedad (como tampoco lo son para ninguna mujer que destaque un poco). Uno de mis esclavos afirma irónicamente: “es el precio de la fama, mi Dueña”. Sea como sea, sarcasmos aparte, quiero agradeceros a todos vuestros correos y mensajes en redes sociales pues, aunque tampoco es para tanto (cada cosa tiene la importancia que le demos), es realmente gratificante sentiros. Pero hoy quiero cambiar de tercio. Estoy investigando nuevas formas de diversión. Epicúreos y cirenaicos aparte, soy una hedonista empedernida y siempre voy un poquito más allá en la búsqueda de la felicidad y lo placentero. ¿A que os pica la curiosidad? Pues voy a ser mala y dejaré este tema para otro momento...